“Por Ahora” los objetivos no fueron logrados.

*JUAN MARTORANO.
Ante las inquietudes, preguntas que he recibido en las últimas horas con respecto a mi candidatura como constituyentista, a algunas personas les he dado respuesta, y a otras no, y es por eso, que hoy decidí escribir estas líneas, tomando prestada la frase del Comandante Inolvidable Hugo Chávez, para explicar algunas cosas, dar respuesta a algunas interrogantes, fijar posición y realizar algunas y necesarias reflexiones.
Parte de esta respuesta, la he dado en varias organizaciones, a varios camaradas y compatriotas, y ahora la hago a través de estas líneas, esperando con esto rendir cuentas y dar la cara a tantos y a tantas que confiaron, confían y seguirán confiando en este servidor de todas y de todos ustedes.
Inicio mis comentarios, y lo que me motivó escribir estas líneas, fueron las interrogantes de mi camarada y buena amiga Oleida Lista, quien en mi cuenta feisbú me escribió lo siguiente: “Oye Juan no me gusta eso que me devuelvan mi firma ah… Por lo menos deberían tener un poco de respeto y decirte y tú informar por que no te aceptaron”. Pues bien, en estas líneas trataremos de explicar eso querida Oleida.
Si debo expresar, como lo hice en mi cuenta de feisbú, a todos y a todas mis camaradas y a todos y a todos mis compatriotas: Como lo expresó el Comandante Inolvidable Hugo Chávez: “Por Ahora” no logramos los objetivos y nuestra candidatura a la Asamblea Nacional Constituyente fue rechazada. Sin embargo, como mi lealtad no esta condicionada a una curul o a un cargo, a un “bozal de arepas”pues, sigo apoyando y respaldando el proceso popular constituyente. Desde aquí, manifiesto de una vez mi apoyo en el sector Trabajadores y Trabajadoras, que es en el que me corresponde votar, por el camarada, compatriota y buen amigo Pedro Eusse; y en el caso del municipio Caroní del estado Bolívar, que es en el que me corresponde votar, estoy decantandome por dos opciones que me agradan mucho, pero que debo decidirme, lamentablemente, por una de ellas. Oportunamente, manifestaré el respaldo a mi candidato o candidata territorial de la circunscripción donde me corresponde votar.
Sin embargo, y aún cuando sigo apoyando este proceso y estando consciente que en estos momentos particularmente duros, complejos y difíciles se requiere de lealtad comprobada ahora más que nunca, eso no impide que se tengan que decir algunas verdades. Y es obvio, y como el mismo Presidente Maduro lo señala, “cuando digo yo, digo somos”, que esto no es más que una máxima chavista, muchos tenemos severos cuestionamientos sobre la forma como el Consejo Nacional Electoral (CNE) manejó este proceso de postulaciones, admisión y rechazos a la Asamblea Nacional Constituyente.
El resumen de todo esto fue, que dichas admisiones y rechazos se manejaron de manera discrecional, a última hora y en algunos casos, los que no pudimos formar “listas” porque sencillamente eso no estaba previsto en las bases comiciales propuestas por el Presidente Nicolás Maduro, y desconocíamos esa información y ese criterio del CNE, fue el motivo de que muchísimos que cumplimos con todos los requisitos que se nos pidieron, incluso algunos sobrevenidos e inventados a última hora, pasamos la primera alcabala, pero no tuvimos la suerte de pasar las otras. Pero lo peor de todo esto, es que en algunos casos se admitieron algunas candidaturas sectoriales sin listas, pero en la mayoría de los casos se admitieron por las listas, como ya lo he expresado, sin que eso estuviera previsto en las bases comiciales planteadas por el Presidente Nicolás Maduro.
Pero lo más criticable de todo esto, desde mi punto de vista, es que haya habido algunos camaradas y compatriotas que si sabían de esta información, que se lanzan un discurso más revolucionario y guevarista que el Ché, que se postularon individualmente, y después, se metieron o los metieron en una lista para poder validar sus candidaturas sin por lo menos avisar a otros compatriotas o camaradas. Por ello, que tristeza de algunos compatriotas y camaradas que se lanzan un discurso revolucionario, pero que en su praxis aplican las mismas prácticas cuartarrepublicanas que pretendemos erradicar y desterrar de nuestra idiosincracia.
Igual en el caso de las candidaturas territoriales, donde había candidatos y candidatas sin firmas, candidatos y candidatas que no recogieron el 3% de esas firmas, y sin embargo, y de manera inexplicable, aparecieron admitidos y admitidas en sus candidaturas.
Prefiero pensar que toda esta situación obedezca a errores involuntarios como consecuencia de la urgencia del momento político por el que estamos atravesando, y no que estemos repitiendo situaciones del pasado, cuando una fuerza emergente no obtuvo la victoria y su respuesta fue el unirse con la derecha en contra del Poder Electoral y así perder su capital político. Muchos, que son el pueblo llano creyente de este proceso, se enrola en la recuperación de valores que sean blazón en esta lucha, que enriquezca el pensamiento y fortalezca la militancia.
Y ojalá que estos elementos y este estado de cosas no actúe como un elemento desmotivador y desmovilizador de cara a los comicios del 30-J. Y que el fascismo de la MUD nos ataque con el señalamiento de que “tenemos una Asamblea Nacional Constituyente legal, más no legítima”.
Esto no quiere decir que todos los admitidos y admitidas esten en el mismo saco. Por supuesto, hay camaradas, hombres y mujeres muy valiosos y valiosas y que merecen todo nuestro respaldo y nuestro apoyo. Tan es así, que de hecho, mi llamado es que todas y todos vayamos a votar el próximo 30 de julio por nuestros y nuestras constituyentistas.
Lo que si señalo es lo siguiente: Amiga y amigo que me lee, el próximo 30 de julio salga a votar por su candidato o candidata sectorial y por su candidato o candidata territorial de su preferencia. No deje que los reformistas, que la derecha endógena le imponga la línea de votar por sus candidatos o candidatas. Vote por quien a usted le de la gana de votar, eso sí, creo que el único requisito que debe exigirle a ese candidato o candidata sectorial y territorial es su lealtad con la Patria y que no este abrazado a la derecha, por lo menos desde mi óptica.
De mi parte, continuaré en la lucha, desde mis trincheras, desde mis escritos y desde todos los espacios donde la Revolución demande de mis modestos aportes. Pensaba empantuflarme, dedicarle a algunas cosas personales y hasta familiares que reconozco he tenido muy descuidadas, pero ya hay algunas trincheras donde debo aportar a este proceso revolucionario y a la constituyente, y pues, haré mis mayores esfuerzos dentro de lo que pueda.
Si creo, y lo discutía en el día de ayer con camaradas en la marcha cívico militar de conmemoración del 24 de junio de 1821, día de la Batalla de Carabobo y del ejército nacional, que los 545 constituyentistas que elijamos el 30 de julio, los voceros y voceras más no representantes, deben discutir y colocar en su agenda lo que el Poder Popular como titular y dueño de la soberanía que reside INTRANSFERIBLEMENTE en él quiera que se discuta en la Constituyente. Me parece excelente que el ciudadano Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro presente sus propuestas e ideas al país una vez se instale la Asamblea Nacional Constituyente. Pero, la agenda la debe determinar es el soberano, que es igual a hablar del pueblo venezolano, y no los poderes constituidos, con todo respeto lo señalo.
Pero, más allá de eso, si quiero enviar desde acá mi abrazo y un agradecimiento infinito a las más de 1080 personas, hombres y mujeres, de almas y corazones que con su firma me apoyaron, me apoyan y que sin ninguna duda, y así lo siento, me seguirán apoyando.
Ahora, pese a todo lo expresado, es que haré mas trabajo de calle y en las bases, y mi compromiso de seguir asistiendo a los sectores que pude visitar durante más de un mes cuando estábamos en esta precampaña por nuestra opción como constiuyentista. Incluso con la posibilidad de asistir a otros que por razones de tiempo y espacio no nos dio chance de ir. Seguiremos acompañando, y ahora con mayor ahínco, las luchas de lo campesinos, de las campesinas, de los trabajadores y trabajadoras, de los jóvenes y de todos y todas que de alguna manera nos apoyaron, en Guayana, en Caracas, en Monagas, en Anzoátegui y otras localidades de nuestra geografía nacional, incluso en trincheras internacionales que también hemos contactado.
Estoy seguro, que vendrán nuevas situaciones donde daremos combates, y tal vez tengamos mejor suerte. Igual creo, como lo manifestó Hugo Chávez hace más de 25 años, creo fervientemente que el país debe enrumbarse a un destino mejor.
No hay lugar para la derrota. Estamos preparados para los duros tiempos de combate que se nos avencinan.
¡Bolívar y Chávez viven, y sus luchas y la Patria que nos legaron siguen!
¡Independencia y Patria Socialista!
¡Viviremos y Venceremos!
¡Hasta la Victoria Siempre!
*Abogado,Activista por los DerHumanos,Militante Revolu y dela Red Nacional  Tuiter@s Socialistas ( http://.juanmartorano.blogspot com /http:juanmartorano.worpress.com
Resultado de imagen para Juan Martorano
Publicado en Actualidad | Etiquetado | Deja un comentario

Desobediencia ilegítima

La modalidad de resistencia democrática, debe interpretarse en congruencia y de forma integral, a fin de que su interpretación aislada no conduzca a conclusiones peligrosas para la estabilidad política e institucional del país, ni para propiciar el desgobierno

 

Vemos con asombro, como de manera ilegítima, falaz, antijurídica e irresponsable se alega un supuesto “desconocimiento al régimen actual” alegando el artículo 350 de la Crbv.
Realmente el alcance del artículo 350 aludido implica la no aceptación de cualquier régimen, legislación o autoridad que se derive del ejercicio del poder constituyente originario cuando el resultado de dicha labor, contraríe los valores, principios y garantías democráticos o menoscabe los derechos humanos.
La modalidad de resistencia democrática, debe interpretarse en congruencia y de forma integral, a fin de que su interpretación aislada no conduzca a conclusiones peligrosas para la estabilidad política e institucional del país, ni para propiciar el desgobierno.
Se ha pretendido utilizar esta disposición como justificación del “derecho de resistencia o rebelión” contra un gobierno violatorio de los DDHH o la democracia, cuando su sola ubicación en la CRBV indica que ése no es el sentido que el constituyente le asignó.
Esta norma está contenida en el Capítulo III (De la Asamblea Nacional Constituyente) del Título IX, como un límite al Poder Constituyente; entendiendo que el régimen constitucional resultante, así como la normativa legal o las autoridades públicas que se deriven de allí, deben respetar la tradición republicana, la independencia, la paz, la libertad, la democracia y los derechos humanos.
El derecho de resistencia a la opresión o a la tiranía, como es el caso de los regímenes de fuerza surgidos del pronunciamiento militar, que nacen y actúan con absoluta arbitrariedad, está reconocido en el artículo 333 de la Constitución, y está vinculado, al artículo 138, que dice que “toda autoridad usurpada es ineficaz y sus actos son nulos”.
No puede interpretarse de otra forma el 350 constitucional, ya que ello implicaría sustituir a conveniencia los medios para la obtención de la justicia reconocidos constitucionalmente, generando situaciones de anarquía que pudieran debilitar y violentar el Estado de Derecho, comportando una violación mucho más grave que aquella que pretendiese evitarse a través de la desobediencia; por cuanto se atentaría abierta y deliberadamente contra todo un sistema de valores y principios instituidos democráticamente.
@alecucolomarin

Publicado en Actualidad | Deja un comentario

Constituyentistas contra Chávez


1Una guía para perfeccionar nuestra Carta Magna podrían ser las ideas fundamentales para la Constitución Bolivariana de la V República, dirigidas por el comandante Hugo Chávez Frías a la Soberanísima Asamblea Nacional Constituyente en septiembre de 1999.
2 Decía Bolívar que “moral y luces son nuestras primeras necesidades”. Proponía Hugo Chávez en 1999 que “la educación impartida por los institutos oficiales será de calidad y gratuita en todos sus ciclos”. El Supremo Comando del Negociado de los Posgrados le enmendó la plana al Comandante Eterno, y en el artículo 103 metió un contrabando según el cual “la educación es obligatoria en todos sus niveles, desde el maternal hasta el nivel medio diversificado. La impartida en las instituciones del Estado es gratuita hasta el pregrado universitario”. Así, quien no tenga centavos para pagar un posgrado jamás podrá ser doctor.
3 Proponía Hugo Chávez el pago de prestaciones “oportuno y proporcional al tiempo de servicio de acuerdo con la ley y calculado de conformidad con el último salario”. Los enemigos de los trabajadores, que también se colaron en la Constituyente, omitieron incluir en el artículo 92 de la la Constitución el mandato de que debían ser calculadas “de conformidad con el último salario”. Apenas en la disposición transitoria tercera sugieren que dicho mandato figure en una ley orgánica del trabajo, que la Asamblea Nacional podría eliminar.
4 Propuso Hugo Chávez que “la República se reserva el derecho de defender las actividades económicas de su empresa nacional”. Un virus matuteado en el artículo 301 desautorizó de plano al Presidente al afirmar que “la inversión extranjera está sujeta a las mismas condiciones que la inversión nacional”. Es decir, las sardinas venezolanas no tendrán ninguna ventaja para luchar contra los tiburones transnacionales. Aunque usted no lo crea, hubo constituyentistas que metieron un Alca en la Constitución Bolivariana, cinco años antes de que América Latina lo rechazara unánimemente en Mar del Plata. A borrar esa vergüenza de nuestra Carta Magna. A borrar de las listas de nuevos constituyentistas a quienes hayan votado a favor de semejante abominación. ¡Por favor!
5 Recomendó Hugo Chávez una norma que “considera nula y no escrita cualquier cláusula que como consecuencia de compromisos tecnológicos, comerciales, educativos o de cualquiera otra índole, condicione o limite la potestad soberana de la República para legislar y adoptar medidas en materia económica”. Una cepa antipatriótica borró la propuesta de Hugo Chávez. Donde mandan neoliberales disfrazados de bolivarianos no manda Venezuela.
6 Lucharon toda su vida Bolívar, Cipriano Castro y Hugo Chávez Frías contra la doctrina vendepatria según la cual los asuntos de interés público de Venezuela pueden ser resueltos por tribunales, juntas arbitrales o inquisiciones extranjeros. Y sin embargo, dispone el artículo 151 de la Constitución vigente que: “En los contratos de interés público, si no fuere improcedente de acuerdo con la naturaleza de los mismos, se considerará incorporada, aun cuando no estuviere expresa, una cláusula según la cual las dudas y controversias que puedan suscitarse sobre dichos contratos y que no llegaren a ser resueltas amigablemente por las partes contratantes, serán decididas por los tribunales competentes de la República, de conformidad con sus leyes, sin que por ningún motivo ni causa puedan dar origen a reclamaciones extranjeras”. Esa vergonzosa e imprecisa excepción relativa a “la naturaleza de los mismos” ha determinado que Venezuela sea repetidamente sometida a tribunales extranjeros y sistemáticamente condenada por ellos. Quien no entienda el concepto de soberanía no puede ser constituyentista.
Publicado en Actualidad | Deja un comentario

“Hemos apoyado para que Venezuela se vaya a la mierda!”

El primero en iniciar la gran guerra contra Venezuela en el siglo XXI fue George W. Bush junto con todos los poderosos medios de comunicación del mundo; luego le siguieron Aznar, Felipe González, Vicente Fox, Toni Blair, Álvaro Uribe Vélez, Obama, Trump, Rajoy, Juan Manuel Santos, Andrés Pastrana, Pedro Pablo Kuczynski, Alejandro Toledo, Luis Almagro, Enrique Peña Nieto, Jorge Quiroga, Michel Temer, Mauricio Macri, Horacio Carter, Tabare Vásquez, Michelle Bachelet,..
Lo más escandaloso han sido los funcionarios arrastrados del gobierno de México, apoyando a los miserables de la OEA como Luis Almagro. El día 21 de junio creyeron los arrastrados a Trump que habían conseguido el suficiente apoyo para destruir e invadir a Venezuela. Pero se fueron de culo. Este es el informe que publica el diario de derecha de España, El País:
Todo transcurría según lo previsto. Los discursos de los diplomáticos solo parecían la tediosa antesala de una condena sin precedentes al Gobierno de Venezuela en la Organización de Estados Americanos (OEA), el organismo más crítico con el chavismo en la región. Los 23 votos necesarios parecían amarrados cuando El Salvador tomó la palabra.
-En nombre de la democracia, que se dé un espacio, un receso, lo que sea.
El reclamo del canciller, Hugo Martínez, fue aceptado entre las miradas cariacontecidas de algunos ministros. La reunión de cancilleres se detenía 45 minutos. La derrota se había consumado.
México había preparado el terreno para llegar a la Asamblea General y salir victorioso. El pasado 31 de mayo, los cancilleres de la OEA aplazaron su reunión en Washington en aras de llegar a un acuerdo sobre las dos resoluciones que había sobre la mesa: la promovida por México y 13 países más –los más poderosos de la región- exigía la liberación de los presos políticos, el cese de la violencia y que no se celebrase la Asamblea Nacional Constituyente, que el chavismo prevé para el próximo 30 de julio. El segundo texto, impulsado por los 14 países de la Comunidad del Caribe (Caricom), era mucho más tibio y apenas pedía el diálogo entre el chavismo y la oposición. En ningún caso exigía la liberación de los presos o hacía referencia alguna a la Constituyente.
La negociación estaba en marcha. Por delante, dos intensas semanas. Había que dar un paso más allá de los pronunciamientos de esa suerte de G-14 y del activismo del secretario general de la OEA, Luis Almagro, que este sábado anunció que dejará la OEA el día que haya “libertad en Venezuela”. De lograr sacar adelante la resolución, México se apuntaría una gran victoria para su diplomacia, ausente de América Latina en las últimas décadas. La diplomacia mexicana recurre a Contadora frecuentemente para recordar los tiempos en que su prestigio internacional le permitió ayudar a lograr la paz en Centroamérica.
Nada más aplazarse la reunión del 31 de mayo comenzaron las negociaciones, según la reconstrucción que se ha hecho a partir de la versión una decena de fuentes, entre embajadores, diplomáticos de diversos países y miembros de la OEA. Ambas partes acordaron crear un pequeño grupo de negociadores para agilizar las conversaciones: Estados Unidos, Brasil y Perú, por una parte; Barbados, Guyana y Antigua y Barbuda, del lado caribeño. Antes de llegara a Cancún se reunieron al menos cuatro veces. México prefirió no participar directamente en los encuentros. La crispación con el Gobierno de Venezuela ha aumentado en los últimos meses. La crisis ha derivado también en un tema de política interna, toda vez que al partido gobernante, el PRI del canciller, Luis Videgaray, le sirve para azuzar al principal candidato de la oposición, Andrés Manuel López Obrador, quien se ha mostrado tibio ante el Gobierno de Maduro. Pese a no participar, México estuvo al tanto de estos encuentros a través del embajador ante la OEA, Luis Alfonso de Alba, un diplomático con más de 30 años de experiencia.
Hasta la madrugada del domingo, solo unas horas antes del arranque de la cumbre, las delegaciones intercambian llamadas, mensajes y borradores sobre la condena a Venezuela. El último texto había suprimido la mención a la liberación de los presos políticos y sobre la Asamblea Constituyente apenas se pedía que se reconsiderara su celebración. A unas horas del comienzo, México había logrado humo blanco. Se lo confirmó a varios representantes del G-14 el embajador de Antigua: “Podéis estar tranquilos”. Se había conseguido lo impensable semanas antes: al menos 10 países apoyarían la condena a patrón petrolero. Las posibilidades de superar el umbral de los 23 votos necesarios eran muy altas y México pensaba ya en lograr un resultado abultado, con el apoyo de El Salvador.
Para entonces, Venezuela se había puesto en marcha. Había llegado a Cancún con una delegación de casi 20 personas, la más numerosa. Comenzó entonces la embestida contra la débil diplomacia caribeña, una suma de islas endeudadas y dependientes del petróleo bolivariano. La presión fue total. Delcy Rodríguez, en su última misión como canciller, se vio con todas las delegaciones y consiguió una reunión con el Caricom en pleno, algo que no se le concedió a México.
El humo blanco se fue oscureciendo con el paso de las horas. La estocada definitiva ocurrió durante la reunión de cancilleres. Después de horas de discusión, El Salvador pidió un receso en la sesión. Aseguraba que ellos sí, pero otros países –San Vicente y las Granadinas, Haití o Dominica, entre otros- no habían visto el nuevo texto. La sesión se detuvo casi una hora.
Al regreso, solo seis países caribeños votaron a favor del texto. Otros tantos se abstuvieron, entre ellos Antigua y Barbados, cuyo embajador había garantizado los apoyos horas antes. República Dominicana y El Salvador, dos países a los que Venezuela ha puesto en el radar para una posible mediación con la oposición, también se abstuvieron.
La posición del país centroamericano irritó sobremanera a México, según varios de los presentes. Los anfitriones se sintieron, en cierta manera, traicionados por un país de su órbita de influencia. Unos días antes, había impulsado en Miami una reunión al máximo nivel entre los países centroamericanos y Estados Unidos. Mexico dio por hecho que el gesto de promover aquel encuentro sería recompensado.
Igual de hiriente, aunque no tan sorprendente, fue el cambio de posición de los países del Caribe. Venezuela desplegó su artillería diplomática para llevarlos a su terreno. El as en la manga del Gobierno bolivariano sigue siendo el oro negro. De nada sirvió el trabajo de las semanas previas. Ni siquiera que el presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, Julio Borge, en un reciente viaje a Washington tratase de convencer a algunos de estos países. “A ustedes no les interesa una Venezuela que no sea próspera”, les advirtió. Dio igual. El Gobierno de Maduro no tuvo que ofrecer más petróleo, bastó presionar con la deuda para atraer a los timoratos. Solo entre República Dominicana, Haití, Granada y Antigua y Barbados suman más de 2.100 millones de deuda con Venezuela a través de acuerdos en el marco de Petrocaribe. El Salvador debe más de 900 millones de dólares, según información oficial. “Nunca vi un ejemplo de cubanización en la diplomacia de un país tan profunda como esta”, asegura un diplomático al tanto de las negociaciones.
La impotencia la consumó Estados Unidos. La ausencia en el último momento del secretario de Estado, Rex Tillerson,  fue un jarro de agua fría. Su participación, coinciden los consultados, incluso entre los críticos, hubiese podido cambiar el panorama. La Administración Trump decidió enviar en su lugar a John Sullivan, vicesecretario de Estado, confirmado en el cargo a finales de mayo.
-Estados Unidos no hizo su trabajo. No había nadie al otro lado. Pensar que te puedes sumar a un esfuerzo y no incorporar a la caballería es absurdo, resume uno de los embajadores consultados
Las dudas sobre el interés, y la capacidad, que tiene el Gobierno de Trump en mirar hacia América Latina, más allá de Cuba o las provocaciones hacia México quedaron evidenciadas en Cancún. Su esfuerzo se centró en tratar de sacar adelante la creación de un grupo mediador, con la resolución ya tumbada. Tampoco se logró. No obstante, el vicepresidente, Mike Pence, aseguró este jueves que estaban “francamente decepcionados por la inacción de la OEA en la crisis de Venezuela”.
Las declaraciones de Pence fueron el colofón a la incapacidad, una vez más, de un organismo regional de ponerse de acuerdo ante una realidad que, día a día, desde hace años, golpea sin cesar. El 90% del continente no pudo con el 10%. El continuo ir y venir en el enmoquetado recinto de Cancún, un resort del Caribe mexicano, contrastaba con las imágenes que llegaban de las calles de Venezuela, donde las protestas se encaminan a los 100 días y rondan los 80 muertos. Un día después del último revés al país, un oficial venezolano asesinaba de un disparo a bocajarro a un manifestante. Tenía 22 años.

Autor:

María Teresa Arguedas

Publicado en Actualidad | Deja un comentario

Presidente Nicolás Maduro, actos el 24 de Junio de 2017 desde Fuerte Tiuna

Publicado en Actualidad | Etiquetado | Deja un comentario

Silva afirmó que Rodríguez Torres siendo ministro suministraba información al Departamento de EEUU

Publicado en Actualidad | Etiquetado | Deja un comentario

Vea “Detrás de la Noticia” con Eva Golinger: En la cuerda floja

Publicado en Internacionales | Deja un comentario

ADN de la Noticia Fernando Travieso 22-6-17

Publicado en Poder Popular | Deja un comentario

Hugo Chávez habla del Canciller Israeli Avigdor Lieberman

Publicado en Chavez | Deja un comentario

Hugo Chávez narra como fue el golpe de abril

Publicado en Chavez | Deja un comentario