Presidente Nicolás Maduro en reunión de trabajo desde Miraflores, 28/03/2017

Publicado en Actualidad | Etiquetado | Deja un comentario

Venezolanos alzaron su voz en rechazo a las agresiones de Almagro contra la patria (III).

Publicado en Antiimperialismo | Etiquetado | Deja un comentario

Venezolanos alzaron su voz en rechazo a las agresiones de Almagro contra la patria (II).

Publicado en Antiimperialismo | Etiquetado | Deja un comentario

Venezolanos alzaron su voz en rechazo a las agresiones de Almagro contra la patria (I)

Publicado en Antiimperialismo | Etiquetado | Deja un comentario

Chávez La OEA sirve a los intereses de Estados Unidos

Publicado en Chavez | Deja un comentario

Chávez: La OEA no sirve para nada

Publicado en Chavez | Deja un comentario

Los alcances de la sentencia 155 de la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia.

*JUAN MARTORANO.
Ayer fue un día particularmente noticioso y de muchas reminiscencias. Ayer recordábamos los 267 años del natalicio del Generalísimo Sebastián Francisco de Miranda y Rodríguez; ayer se escenificó en las calles de Caracas una multitudinaria y contundente marcha anti injerencista y antiimperialista como hacía mucho tiempo no se hacía; y una vez más, la República Bolivariana de Venezuela derrotó las pretensiones imperiales de aplicar la Carta Interamericana Democrática en nuestro país.
Pero, de los tantos temas que hemos mencionado en el párrafo anterior y que podían, y aún pueden, ser objeto para próximos artículos, al final nos inclinamos por el que a continuación vamos a desarrollar.
El Estado venezolano no se ha quedado de brazos cruzados ante las arremetidas de sus enemigos por destruirlo, y es en ese sentido que el día de ayer, 28 de marzo de 2017, la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia, como máximo y último intérprete de nuestra Constitución, dictó la sentencia número 155, donde ordenó el inicio del proceso de control de la constitucionalidad frente a las acciones que atentan en contra de nuestra independencia y soberanía nacional.
Es en ese sentido, que mediante la referida sentencia, la referida Sala declaró la nulidad por inconstitucionalidad del acto aprobado por la Asamblea Nacional en fecha 21 de marzo de 2017, denominado: “Acuerdo sobre la Reactivación del Proceso de Aplicación de la Carta Interamericana de la OEA”.
La decisión ordena al Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, ejerza las acciones que estime pertinentes para salvaguardar el orden constitucional, así como también tomar las medidas que considere necesarias para evitar un estado de conmoción y, en el marco del Estado de Excepción vigente; y ante el desacato y omisión de la Asamblea Nacional, igualmente se ordena revisar diversas leyes que permitan conjurar los graves riesgos que amenazan la estabilidad democrática y aseguren la gobernabilidad del país.
Es decir, en cristiano, que la Sala Constitucional otorgó un poder habilitante especial al ciudadano Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro, para adoptar las decisiones en el marco del Decreto de Estado de Excepción y Emergencia Económica, para proteger a la Nación venezolana de los riesgos y amenazas que sobre ella se ciernen actualmente.
Reiterando está importantísima Sala, como máxima y última intérprete de nuestra Carta Magna, le ordena también al Jefe del Estado que evalúe el comportamiento de las organizaciones internacionales a las cuales pertenece la República, que pudieran estar desplegando actuaciones similares a las que ha venido ejerciendo el actual Secretario Ejecutivo de la Organización de Estados Americanos (OEA), en detrimento de los principios democrático y de igualdad a lo interno de las mismas, sin que por ello se deje de reconocer la digna acción de los Estados que han defendido de manera gallarda los principios del derecho internacional y que, por tanto, han apoyado la posición de la República Bolivariana de Venezuela.
Ergo, también esta Sala fijo criterio con respecto al tema de la inmunidad parlamentaria de los diputados y diputadas de la actual Asamblea Nacional ilegitimada y en desacato, que ha actuado como cabeza de playa en el marco de los planes de desestabilización e injerencia en contra de la Patria de Bolívar y Hugo Chávez.
A este respecto, señalo la Sala que la inmunidad parlamentaria sólo ampara, conforme a lo previsto en el artículo 200 del Texto Fundamental, los actos desplegados por los diputados en ejercicio de sus atribuciones constitucionales (lo que no resulta compatible con la situación actual de desacato en la que se encuentra la Asamblea Nacional) y, en ningún caso, frente a ilícitos constitucionales y penales flagrantes.
Es decir, que actualmente los diputados y diputadas de la Asamblea Nacional, producto de esta situación de ilegitimidad y desacato en la que se han colocado, no gozan de la prerrogativa de la inmunidad parlamentaria, por lo que todos y todas sus integrantes pueden ser perfectamente sometidos a las acciones civiles, penales, administrativas o de otra índole, sin pasar por el procedimiento del allanamiento de la inmunidad parlamentaria previsto en nuestra Constitución y el resto del ordenamiento jurídico venezolano vigente, y deben asumir su responsabilidad ante el Estado, por las acciones conspirativas en contra de la República, en contra de la Nación en la que ellos expresan haber nacido.
Es por ello, que aprovechando el viento de cola de la defensa que esta haciendo el Estado y el pueblo venezolano, que debemos dar el debate que ha instruido el Jefe del Estado, sobre la pertinencia o no de si Venezuela debe continuar en la Organización de Estados Americanos (OEA). Particularmente pienso que en estos momentos Venezuela no hace absolutamente nada en dicho organismo hemisférico, y si se sale, no creo que sea traumático para nuestro país.
Y en cuanto a lo segundo, al no contar los agentes imperiales con la prerrogativa de la inmunidad parlamentaria, por las consideraciones anteriormente formuladas, y de las que esperamos referirnos con mayor detalle en próximos artículos, una vez terminada de leer la referida sentencia; ahora la bola la tienen el Ministerio Público y los tribunales de la República, para cesar la impunidad y que se imparta justicia en nuestro país, para continuar garantizando la paz y soberanía de nuestro país.
¡Enhorabuena por tan extraordinarias noticias!
¡Bolívar y Chávez viven, y sus luchas y la Patria que nos legaron siguen!
¡Hasta la Victoria Siempre!
¡Independencia y Patria Socialista!
¡Viviremos y Venceremos!
*Abogado,Activista por los httjuanmartorano.http://wordpess.com). jmartoranoster@gmail.com . @juanmartorano (Cuenta en Tuiter)
 
Publicado en Actualidad | Etiquetado | Deja un comentario

¡Vámonos de la OEA!

Mary Pili Hernández
Los organismos multilaterales son asociaciones de países con intereses comunes. Ese es el sentido de crearlos, formar parte de ellos e, inclusive, pagar las cuotas acordadas para mantener su operación. Visto de otro modo, pertenecer a un organismo multilateral, que no representa los intereses propios, no tiene ningún sentido. Y creo que ese ha llegado a ser el caso de la OEA, en cuanto a lo que respecta a Venezuela.
La flamante Organización de Estados Americanos ha demostrado, con creces, que no sirve para nada, salvo para justificar las acciones intervencionistas del imperialismo en los distintos escenarios de nuestro continente. Son graves las agresiones que, a lo largo de las décadas que ya tiene el organismo, Estados Unidos y sus secuaces han perpetrado en contra de nuestros países, y ante eso, la inefable organización ha mantenido un silencio cómplice.
CUBA: EL MEJOR EJEMPLO
La prueba más contundente de que la OEA no es necesaria para el logro de los objetivos de la política internacional de nuestros países es Cuba. Por una decisión absolutamente vergonzosa que se tomó en la plenaria de esa organización, Cuba fue expulsada en el año 1962 y, desde entonces, esa nación caribeña ejerció sus actividades diplomáticas en otros escenarios. Después de más de 5 décadas, aunque la misma asamblea decidió “perdonar” a Cuba y “permitir” su incorporación al organismo, el Gobierno cubano resolvió no aceptar tan “generosa” oferta, porque había demostrado que ser parte de ese club, dirigido por Estados Unidos, no le aportaba ningún beneficio y, por el contrario, solo le traía inconvenientes.
LA MULTELATERALIDAD PLANTEADA POR CHÁVEZ
El Presidente Chávez tuvo siempre muy claro que la Organización de Estados Americanos no representaba los intereses de nuestros pueblos, sino que se encontraba secuestrada por los Estados Unidos, por lo que, dentro de las prioridades de la política internacional de sus 14 años de Gobierno, se dedicó con tenacidad a crear nuevas organizaciones que sí nos representaran de modo efectivo y, en las cuales, no participara el gobierno de la nación imperialista del Norte.
En este sentido, insistió en la incorporación de Venezuela al MERCOSUR y, ungido con el espíritu bolivariano del Congreso Anfictiónico de Panamá, Chávez se concentró en promover la UNASUR, el ALBA, PETROCARIBE y, sobre todo, la creación de la CELAC, que no es otra cosa que la misma OEA, pero sin la participación de Estados Unidos y Canadá.
¿PARA QUÉ SIRVE LA OEA, SI YA NI SIQUIERA DISIMULAN?
Con la existencia, hoy por hoy, de tantas organizaciones multilaterales que sí están alineadas con los intereses latinoamericanos, uno se pregunta nuevamente ¿en qué nos beneficia permanecer en la OEA? Y pareciera que la respuesta es obvia: en nada, más aún si nos ajustamos a la actuación descarada y desvergonzada del actual Secretario General de ese organismo que, aunque siempre funcionó como ministerio de colonias (tal y como lo definió Fidel Castro), al menos otrora procuró guardar las apariencias.
El actual Secretario General, Luis Almagro, ni siquiera hace el mínimo gesto por parecer un diplomático. Cualquier malandro de barrio pudiera darle cátedra de estilo a este señor, quien ha demostrado una obsesión compulsiva en atacar a nuestro país, que solo se explica por las dádivas que recibe de sus amos imperiales.
Aparecen fosas comunes, de centenas y hasta miles de muertos, en Colombia y México, pero el despreciable Secretario General de esa organización solo se  preocupa por atacar a Venezuela. Se producen inundaciones terribles, con cientos de muertos y miles de damnificados en Perú, pero Almagro ni se inmuta, por su fijación maniática en contra de nuestro país.
Usando un lenguaje que nunca nadie imaginó que pudiera ser utilizado por un funcionario a sueldo de esa organización, ofende a Venezuela y a sus autoridades con desparpajo felón, sintiéndose guapo y apoyado, debido a que sabe que el Gobierno de los Estados Unidos le aplaude en el cumplimiento de la misión que le han encomendado, la cual no es otra que hacer todo lo que sea necesario para procurar la desestabilización de nuestro país, con el objetivo posterior de imponer un gobierno títere que permita al imperio apropiarse de nuestro petróleo y el resto de nuestros recursos.
Ahora bien, si tenemos tan claro el panorama, ¿para qué prestarnos a ese circo? Es cierto que Venezuela ha dicho que no volverá a pagar sus cuotas como país miembro de la Organización mientras Almagro siga siendo Secretario General, sin embargo, ¿no sería pertinente terminar de ahorrarnos ese dinero y concentrarnos en promover la CELAC, UNASUR y los demás organismos que se adecuan más a nuestros intereses?
@marypilih
mphopinion@yahoo.com

Autor:

Mary Pili Hernández

Publicado en Internacionales | Deja un comentario

Embarrar la cancha

Por Alejandro Fierro y Gisela Brito
Quedan pocos días para las elecciones presidenciales en Ecuador. Las estrategias de campaña apenas van a variar. Por tanto, y con independencia del resultado final, ya se pueden extraer algunas conclusiones sobre la primera y la segunda vuelta en términos de análisis de estrategia electoral. Conclusiones que, además, pueden ser extrapolables a los procesos electorales latinoamericanos que se vislumbran en el corto y mediano plazo.
La agenda electoral del candidato neoliberal, Guillermo Lasso, se basó en la apelación al “cambio” para capitalizar el desgaste del oficialismo y la promesa-slogan de “1 millón de empleos”, en tanto en los sondeos de opinión, el desempleo encabeza las preocupaciones de los ecuatorianos. Pero, sin duda, lo más definitorio de su campaña ha sido la decisión estratégica de embarrar el terreno de juego. Combinando medias verdades con completas mentiras difundidas por su enorme potencia de fuego mediático, la derecha ha dibujado la imagen de un país carcomido por la corrupción y ha querido convencer al votante de que ésta debería ser su mayor preocupación.
Tanto el resultado de la primera vuelta como los diversos estudios cualitativos y cuantitativos que se vienen publicando en los últimos días, evidencian que se trata de una estrategia fallida. Las acusaciones masivas de corrupción pueden causar un efecto de desencanto con la clase política, pero apenas logran un tránsito de votos de un bloque a otro. A diferencia de lo que ocurre en Europa, el subcontinente latinoamericano tiene memoria histórica de los años del neoliberalismo. Conoce sus efectos devastadores y saben quiénes fueron los responsables. El candidato opositor, Guillermo Lasso, estará siempre asociado al feriado bancario de 1999, una quiebra en cadena del sistema financiero que fue la antesala de la salida del país de dos millones de migrantes.
Sería ingenuo pensar que la derecha ecuatoriana comete un error de cálculo. Es consciente de la insuficiencia de su estrategia. Sucede que no tiene mucho más que ofrecer. La trayectoria política de Lasso y sus escasas cualidades personales (carisma, cercanía, don de gente) explican el nivel de rechazo que genera en alrededor de dos tercios del electorado. En el plano programático, la agenda neoliberal ya no es un misterio para nadie, máxime tras los ejemplos de Argentina y Brasil, donde Mauricio Macri y Michel Temer están desmantelando en pocos meses todo lo construido en la última década. Pero, aunque su recetario sea completamente previsible, no se puede permitir el lujo de explicitarlo. Sería perder la batalla antes de comenzar. Por eso recurre a la máquina del fango.
Lo peor que hubiera podido hacer Lenín Moreno habría sido sumarse a esa ceremonia de la confusión. Pero el candidato de Alianza PAIS se ha mantenido al margen de los intentos de arrastrarle a la ciénaga. Ha hecho bien. En términos electorales, el argumento de la corrupción resultó efectivo para instalar en los últimos meses un clima de opinión adverso al oficialismo. Pero su efecto se amortizó en la primera vuelta. Ya no va a cambiar el sentido de ningún voto.
Para Moreno, en cambio, el objetivo primordial en esta elección es llegar a esa franja “blanda” del electorado que supone aproximadamente un 10% y que demanda soluciones concretas a problemas muy cotidianos relacionados con la economía doméstica, el empleo, la salud o la educación. Es un voto poco o nada ideologizado y que viene de respaldar en anteriores comicios a Alianza PAIS por la incuestionable mejora de su calidad de vida. Sin embargo, la percepción de que ese bienestar está amenazado como consecuencia de la crisis le hace replantearse su apoyo. Atrayendo a este sector, la victoria del candidato aliancista estaría asegurada.
A este grupo no se llega con campañas de desprestigio ni removiendo los peores estereotipos sobre la clase política. De hecho, las encuestas revelan su creciente fatiga ante la pugna partidaria. Demanda propuestas concretas y eficaces. Y esta realidad ecuatoriana es trasladable a otros países latinoamericanos, donde en contextos económicos regresivos la población reclama soluciones para no perder lo logrado en estos años. El pasado neoliberal les suena demasiado lejano.
Los procesos progresistas latinoamericanos han demostrado su eficacia a la hora de mejorar la vida de las mayorías populares. Nada hace pensar que no tengan la misma capacidad de hacer propuestas de futuro sólidas y factibles. Por eso es importante tener claros cuáles son los objetivos de una campaña y no caer en el lodazal que promueve la derecha.

Autor:

Alejandro Fierro

Periodista español residente en Venezuela.
Publicado en Internacionales | Deja un comentario

Política para paladares exigentes

Carola Chávez.

PANADERIA
Los programas de radio opositores son una fuente inagotable de disparates. Lo cómico es que hablan en serio, muy en serio, con sus voces impostadas, pronunciando cada palabra con infatuada cadencia, arrastrando las eses, exagerando la labidentalidad de la V hasta provocar un zumbido que deja claro que esa es la V de vaca y no la de (cha)burro.
Programas son para gente decente y pensante, gente educada, viajada, gente de mundo, con roce social, que no se conforma con una simple arepa, o con una insípida canilla, como dijo una atribulada analista en uno de los programas más sintonizados por los demócratas de este país. Ella, fúrica con Maduro, le explicaba al país que su paladar “exige” cosas distintas al pan canilla, como los cachitos, por ejemplo. Y el aclamado periodista conductor del programa, también de exigente paladar y barriga que lo confirma, entre desgarrado y desafiante, acompañó a su invitada en su hambre de ese jamonoso sabor que la dictadura les niega, porque “claro, en un país libre uno puede darse esos gustos. Acá tienes que comer lo que digan Maduro y Tareck”.
Y cambias de emisora y el drama país sigue, esta vez en la voz de una mujer, de esas que pronuncian cada sílaba con la boca apretada en un círculo pequeñito, porque así, creen ella y Lila Morillo, las palabras suenan más glamorosas. Un programa para mujeres -con un ataque crónico de nervios-. Media hora llena de sabios consejos de invitados “expertos en el tema mujer”. “Hoy hablaremos del autoestima de la mujer venezolana, tan golpeada con esta crisis a la que nos arrastró el madurismo una vez que el maquillaje está a precios que pocas mujeres podemos pagar…”
Y seguimos por el dial y para caer en una discusión interesantísima entre dos expertos que, si bien están de acuerdo en que Venezuela debe que ser gobernada por un gerente, no están claros si ese gerente debería ser Lorenzo Mendoza o El Conde del Guácharo, el primero más europeo, lo que es deseable, y el otro quizá demasiado “tropical”… ¡Clic! Todo el dial lleno de sabiduría.
Así, cuando Julio Borges declara, sin que se le despeinen las cejas, que “las medidas que obligan a las panaderías a vender pan todo el día es un atropello al pueblo” (sic), la gente decente y pensante lo aplaude, mientras los chaburros no entendemos nada.

Publicado en Actualidad | Deja un comentario