Presidente Maduro se reúne con gobernadores y candidatos, 20 septiembre 2017

Anuncios
Publicado en Actualidad | Etiquetado | Deja un comentario

El Aissami: Logran acuerdo para precios de maíz, arroz, azúcar y café

Publicado en Actualidad, Uncategorized | Deja un comentario

Leyes del Pueblo || Plan Constituyente para la Paz y la Prosperidad Económica

Publicado en Medios | Deja un comentario

Empresario Roberto Rincón es acusado por el MP de estar implicado en el desfalco de la Faja del Orinoco

Publicado en Contra la Corrupción | Etiquetado | Deja un comentario

¡Sin guabineo! Aquí hay que hacer cumplir la ley

Publicado en Chavez | Deja un comentario

¡Somos punta de lanza para la defensa de nuestra independencia!

Publicado en Chavez, Uncategorized | Deja un comentario

El escenario de las guerras encubiertas que vive Venezuela (I).

*JUAN MARTORANO.

Sin duda, hemos podido observar como en estos últimos tiempos, hemos visto un escalamiento terrible en el conflicto geopolítico entre Venezuela y los Estados Unidos. El modelo capitalista está quebrado y necesita, de manera desesperada, el acceso a los recursos minerales y energéticos que posee la República Bolivariana de Venezuela.

Es en ese sentido, ante la inminencia de la crisis capitalista mundial, y del desespero por parte del gobierno de los Estados Unidos en el acceso a los recursos económicos que Venezuela, y por ende, el resto de los países de la América del Sur, es que necesitan intervenir de manera directa sobre nuestros países para venir a saquearnos.

Pero esa intervención, o invasión como coloquialmente se plantea, no será por la vía armada militar tradicional (aunque tampoco podemos descartarla de plano), ya que eso es parte de la Guerra Convencional a la que se acostumbró al mundo durante un tiempo. Y como esa forma de guerra causó un impacto importante y rechazo en la opinión pública internacional, los Estados Unidos de Norteamérica tuvieron que replantearse otras maneras y formas para poder intervenir en nuestros países, y acabar con gobiernos que no se plieguen a sus intereses hegemónicos.

Por ello, las guerras planteadas en este siglo 21 no se dan de manera abierta, sino más bien encubierta. El sustento de las mismas no es través de los portaaviones trasladando aviones cazas bombarderos y gran despliegue de tropas. Ahora es a través de unidades élite, agentes especiales movilizados en pequeñas unidades trasladándose por agua, tierra y aire.

El general de brigada y actual secretario del Consejo de Defensa de la Nación (CODENA) Pascualino Angiolillo, nos ha documentado sobre las nuevas doctrinas y resoluciones legitimadoras de la intervención en contra de nuestros países. Una de esas teorías que nos menciona el general Angiolillo tiene que ver con la doctrina de los nenúfares, diseñada por los Estados Unidos de Norteamérica.

Esta estrategia, de acuerdo a la explicación que nos da este militar patriota venezolano, surgió a raíz de los documentos de Santa Fe, y es una arbitraria estrategia imperialista de intervención basada en la aproximación y proyección de sus fuerzas militares. A finales de la década del siglo pasado, la excusa en el marco de esta doctrina para “aproximar” estas fuerzas era la “lucha contra el narcotráfico”. En el marco de esta doctrina, esto permitió a los Estados Unidos a inundar de bases militares estadounidenses el espacio suramericano y caribeño, además de que sirvió esto de justificación para la reactivación de la Cuarta Flota para navegar en un teatro de operaciones que ellos consideran sobre un área de su interés e influencia.

Ahora, la excusa para esta modalidad o teoría de los nenúfares, en esa especie de “síndrome proteccionista” por parte de los Estados Unidos para “proteger” a nuestros países ahora son las catástrofes naturales que se pronostican en nuestro espacio suramericano y caribeño. Esta también fue una excusa para aproximar medios militares y civiles, sobre todo en áreas muy cercanas a los pasos interoceánicos de los espacios antes mencionados, o en donde, no por casualidad, tales “situaciones de riesgo” se pronostican en sectores cercanos a las grandes reservas de petróleo, minerales estratégicos, gas, agua, dulce y biodiversidad del planeta.

Ahora podemos entender, porque cuando la ocurrencia de la tragedia de Vargas, aquel 15 de diciembre de 1999, cuando los Estados Unidos ofreció al gobierno venezolano, en ese entonces dirigido por el Comandante inolvidable Hugo Chávez, ayuda para atender la tragedia a través de un portaaviones militar estadounidense, Hugo Chávez se negó a ello, al igual que al sobrevuelo de  aviones de ese país para “luchar en contra del narcotráfico”.

Los estadounidenses denominan a esta doctrina  de los nenúfares, ya que el término “nenúfar” o “lily pad” en inglés son “aquellas plantas acuáticas con flores que crecen en lagos, lagunas, charcas, pantanos o arroyos de corriente lenta, usualmente enraizadas en el fondo. Esas plantas son muy empleadas por las ranas como una forma de  aproximación para cazar mejor sus presas.

Además de ello, casualmente el símbolo de estas unidades de agentes especiales usadas por los Estados Unidos para estas guerras encubiertas, son precisamente las ranas, de ahí la ejemplificación y que la doctrina se denomine de los “nenúfares”.

Nos recuerda el general Angiolillo Fernández que, mientras que el 7 de octubre de 2012 nosotros reelegíamos al Comandante Hugo Chávez para un nuevo período presidencial, en nuestro continente se daba la X Conferencia de Ministros de la Defensa de las Américas, del 8 al 10 de octubre en Punta del Este, República Oriental del Uruguay. Allí, la delegación estadounidense asistió en un avión tipo Boeing trayendo consigo a toda una comitiva “muy preocupada por los temas de defensa del hemisferio” (¿tendría esto que ver con una manera de contrarrestar la iniciativa de un Consejo de Defensa Suramericano planteado por el Comandante Chávez?), y en esa comitiva venían los siguientes personajes: León Panetta, que en aquel entonces fungía como Secretario de Defensa de EEUU y quien fuera director de la CIA en el gobierno de George W. Bush; Frank Mora, Sub Secretario de Defensa para el Hemisferio Ocidental; Douglas Fraser, General de la Fuerza Aérea y en ese entonces jefe del Comando Sur, y el general del cuerpo de marines John Kelly, además de la embajadora de Estados Unidos en el Uruguay, Julissa Reinoso.

En dicha reunión, y con poco disimulo, los estadounidenses plantearon como eje temático “los desastres naturales y la protección al medio ambiente y la biodiversidad” de nuestra rica, independiente y soberana región suramericana y caribeña.

Este panel de representantes del gobierno imperial, durante todas las fases de la reunión, manifestaba reiteradamente su interés en establecer “Bases adelantadas de atención rápida a las catástrofes naturales”, a las que sus expertos pronosticadores ubicaban con una pitonística y nostradámica precisión, en áreas de gran valor geoestratégico del espacio suraméricano y caribeño. Ellos manifestaban que dichas plataformas aglutinarían a personal y equipos militares con elementos de protección civil, listos para reaccionar bajo la dirección de sus experimentados mandos. A mismo tiempo que se auto atribuían una “moral de experticia”, adquirida en su participación durante el pasado terremoto de Haití.

Como es bien sabido, la Conferencia de Ministros de Defensa de las Américas, se constituye en el instrumento diplomático-operativo de la Junta Interamericana de Defensa, entidad que a su vez depende de la Organización de Estados Americanos (OEA). Esta Junta Interamericana de Defensa (JID), está compuesta por los siguientes órganos: El Consejo de Delegados; La Secretaría y el Colegio Interamericano de Defensa (CID). En este último centro educativo, en opinión del autor, es donde se diseñan las doctrinas y resoluciones legitimadoras de la injerencia y la intervención en el hemisferio.

A todas estas nuevas versiones de una renovada agenda injerencista, se le suma toda una operación mediática enmarcada dentro del conocido concepto de “Guerra de Cuarta Generación”, la cual, procura minar las bases de la cultura tradicional de los países suramericanos y caribeños y debilitar a sus movimientos populares de izquierda, por cuanto que, dicho modelo ideológico, se encuentra en franca contraposición al modelo capitalista que las potencias imperialistas defienden.

A todas estas, esto se suscitó cuando ocurre la recaída en la salud del Comandante Chávez, y pocos meses después su desaparición física. ¿Casualidad?

Pero estén pendientes y atentos, porque este tema apenas comienza.

¡Bolívar y Chávez viven, y sus luchas y la Patria que nos legaron siguen!

¡Independencia y Patria Socialista!

¡Viviremos y Venceremos!

¡Hasta la Victoria Siempre!

*Abogado,Activista por los DerHumanos,Militante Revolu y dela Red Nacional  Tuiter@s Socialistas ( http://.juanmartorano.blogspot com /http:juanmartorano.worpress.com).jmartoranoster@g mail  ,j_martorano@hotmail.com , _. a . @juanmartorano ( en Tuiter

Publicado en Actualidad | Etiquetado | Deja un comentario

¿Qué está pasando en el continente? Algunas claves (VI)

Juan Martorano

Esta será la última entrega de esta especie de dossier, reflexionando los errores que hemos cometido desde la izquierda, no solo en Venezuela, sino en el continente suramericano y caribeño todo.
En esta oportunidad nos referiremos a la lentitud de estructuras continentales y mecanismos de integración que neutralicen las instituciones internacionales creadas por el capitalismo para ejercer el control del mundo.
En estos últimos tiempos, hemos visto a gobiernos apoyarse los unos a los otros. En ese contexto surgió UNASUR, la CELAC, estructuras continentales que hablan de la unidad suramericana y caribeña. Durante un buen tiempo actuamos en un solo bloque.
Avanzamos en acercamientos gubernamentales y políticos, pero autocríticamente debemos reconocer que hemos tardado en construir mecanismos de articulación económica. Y es en ese sentido que, más temprano que tarde, mecanismos como el pago de la deuda, transferencias de tecnología, de acceso a créditos, de precios de mercados, a la larga nos asfixian, nos encierran, nos debilitan y ponen en riesgo nuestros procesos revolucionarios.
Y es en ese sentido que cada país por separado, acude de manera desesperada a los mecanismos de Europa, de Estados Unidos y de otros continentes porque en nuestra región no logramos construir con la velocidad requerida estos procesos de integración. Debemos ir hacia un Estado Continental Plurinacional.
Pese a la voluntad política, nos mantenemos a una dependencia económica, tecnológica. En la medida en que no convertimos al continente en su principal pivote de apoyo, acudimos a mecanismos de países de otros continentes que de manera sistemática y perniciosa y nos vuelvan paulatinamente a someter a relaciones de subordinación.
No podemos achacar las derrotas solo porque el enemigo es malo y perverso, dañino, malvado, sanguinario. Pero nosotros sabemos que el enemigo es así, pero cuando demos un paso, debemos estar preparados para afrontar la adversidad y para enfrentar esa maldad, para esa agresividad, debemos ser irrompibles, ser tolerables.
Hay una ofensiva conservadora, hay un ataque de fuerzas imperiales, por fuerzas asociadas al capital planetario, pero también debemos asumir que hemos cometido algún tipo de errores, porque no hemos sabido prever, porque no hemos sabido defender ciertas cosas, no hemos acelerado ciertos procesos o porque internamente nos hemos confundido o internamente nos hemos dividido.
¿Qué va a suceder?
Es importante que tengamos claro que este oleaje en retroceso es posible revertirlo, teniendo claro que esto va a depender de la convergencia de circunstancias extraordinarias que pueden suceder en un mes, en un año, en cinco años. Esta es la parte que no sabemos.
Pero cuando vuelva esa oleada no cometeremos el error de descuidar la economía, ni de dejar a nuestro núcleo social de apoyo, de dejar la batalla cultural.
Hay que luchar, la derecha, las fuerzas conservadoras su horizonte es reciclar el pasado, solo hacen una réplica cotidiana de los “muertos vivientes”. A diferencia de la etapa neoliberal que emergió como un horizonte que despertó expectativas a nivel mundial, hoy el neoliberalismo se presenta como un proyecto cansado, aburrido, agotado, descolorido en el mundo. No es un proyecto que articule la esperanza, la emoción, los sacrificios del pueblo.
Debemos luchar siempre
Hicimos en 10 años más que 500 años de sistema capitalista y neoliberal.
¡Bolívar y Chávez viven, y sus luchas y la Patria que nos legaron siguen!
¡Independencia y Patria Socialista!
¡Viviremos y Venceremos!
¡Hasta la Victoria Siempre!
Abogado, Activista por los Derechos Humanos, Militante Revolucionario y de la Red Nacional de Tuiter@s Socialistas (RENTSOC).

  jmartoranoster@gmail.com       @juanmartorano

Publicado en Ideología y Socialismo del Siglo XXI. | Etiquetado | Deja un comentario

¿Qué está pasando en el continente? Algunas claves (V)

Juan Martorano

Hoy nos vamos a referir en esta entrega al patrimonio moral de los dirigentes en la actual coyuntura.
Cuando las clases populares como bloque popular logra irrumpir en la sociedad. ¿Como lo hace? ¿Cuál es su riqueza? ¿Dónde radica su poderío? En su cantidad.
Pero ese número no tiene sustancia agregadora, no tiene cemento unificador en sí mismo porque es una suma de individuos. Su cemento es su fuerza moral, su honestidad, su transparencia, su humildad, su pobreza, su incorruptibilidad.
Ese es el símbolo que convierte el discurso en horizonte, que convierte la propuesta lanzada al aire en esperanza.
La fuerza moral del líder, del dirigente, y no puede ser que esta fuerza moral se le destruya en la gestión de gobierno. Eso sería un crimen porque peor que una derrota política sería una derrota moral.
Y es peor porque la derrota moral no las inflige el adversario, porque el adversario es corrupto, ladrón, destruye los países y entrega lo público a unas cuantas personas. Pero la derrota moral nos la infligimos nosotros mismos cuando caemos en las garras de la corrupción y del uso mal habido de los dineros públicos.
No podemos hipotecar el destino de millones de personas por el interés privado. Pudiera pensarse que es parte de una justicia histórica, los pobres tanto tiempo sumidos en la pobreza, estando en gestión de gobierno, pueden sentirse tentados de poder administrar o usar los recursos del Estado de manera personal. Sociológicamente se pudiera hablar de una especie de resarcimiento histórico de los pueblos, pero políticamente es inconveniente porque te desarma, te corroe, te destruye.
Un gobierno progresista y revolucionario tiene que ser a prueba, tiene que llevar adelante a Robespierre.
Si no tenemos la fuerza moral ¿Dónde radicará entonces nuestro poder? No podemos hacer recaer nuestro poder en el dinero que manejamos, en la parentela que promovemos, en los negociados que justificamos. Si hacemos eso, habremos perdido, podremos ser gobernantes unos meses, pero habremos perdido políticamente y llevaremos a nuestra sociedad a una derrota generacional.
La humildad, la sencillez y la incorruptibilidad deben ser la fuente de nuestra fortaleza.
¡Bolívar y Chávez viven, y sus luchas y la Patria que nos legaron siguen!
¡Independencia y Patria Socialista!
¡Viviremos y Venceremos!
¡Hasta la Victoria Siempre!
Abogado, Activista por los Derechos Humanos, Militante Revolucionario y de la Red Nacional de Tuiter@s Socialistas (RENTSOC).

  jmartoranoster@gmail.com       @juanmartorano

Publicado en Ideología y Socialismo del Siglo XXI. | Etiquetado | Deja un comentario

¿Qué está pasando en el continente? Algunas claves (IV)

 

Juan Martorano

En esta entrega trataremos el tema de la lucha cultural, muy importante en estos momentos cruciales por el que estamos afrontando.
La narrativa neoliberal se desdibujaba, frente a la narrativa de un país más pobre, de una concentración abusiva y obscena de la riqueza en pocas manos, y en medio de ello, surgieron ideas, propuestas. Ideas- fuerza que se apoderará del imaginario colectivo, despertaron un horizonte, un principio de esperanza sobre la cual la gente se articuló. No puede haber victoria política sin que previamente haya una victoria cultural, simbólica, sin nuevo sentido común que emerja y germine en el barrio, el ama de casa, el estudiante, el obrero, el profesional.
La victoria cultural permite una predisposición electiva de las masas para formar un bloque histórico que pueda obtener victorias políticas que instaure gobiernos revolucionarios y progresistas, pero sobre todo, que los pueda mantener en el poder.
En estos momentos, autocríticamente debemos reconocer que descuidamos la lucha cultural, priorizamos las decisiones administrativas, pero descuidamos los espacios de debate sindical, los espacios de la academia, los espacios de debate comunitario. Fueron abandonados, fueron debilitados por la ultra concentración de las decisiones en el ámbito estatal.
Incluso compañeros y compañeras que se desempeñaban en la academia o el sindicato pasaron al campo de la gestión política, a la gestión estatal, desguarneciendo el sindicato, el medio de comunicación, la batalla cultural y el modo y método de trabajo con las masas.
A la larga, esto nos lo van a cobrar también porque la derecha sobre ese descuido nuestro es que ha comenzado a anidar discurso, porque sobre ese descuido de los espacios de la lucha cultural, que le dimos preeminencia a la lucha político- electoral, la derecha aprendió de sus derrotas y comenzó a articularse. Para ellos es más fácil esto.
El revolucionario y la revolucionaria debe instaurar un nuevo principio de orden cultural, un nuevo principio de orden simbólico. La derecha simplemente debe desempolvar el viejo principio de orden sedimentado durante décadas en el alma y la conciencia popular. Para ella es más fácil y más rápido. La derecha es gramcsiana , ha aprendido de sus derrotas y ha comenzado a utilizar los espacios culturales.
Hemos mejorado las condiciones de vida de las personas en muchas partes de nuestros países. Hay un aumento de la clase media, ha disminuido la pobreza, pero es una clase media despolitizada o con un sedimento politizado conservador que es lo que hemos heredado durante siglos en nuestras almas y en nuestros cuerpos. Este es un error que no podemos seguir cometiendo.
Ha de ser posible la transformación política, hemos de poder estabilizarnos e irradiar los procesos revolucionarios en la medida en que nunca descuidemos las luchas culturales previas a las victorias políticas, después de la victoria política, para nuevas victorias políticas, para nuevas transformaciones. Un descuido en ese escenario sería catastrófico.
La política es el monopolio del sentido común porque las revoluciones emergen porque hay disponibilidades al nuevo sentido común, pero nunca olvidemos que el nuevo sentido común revolucionario tiene que horadar, perforar, combatir cada día, años, décadas, en algunos casos siglos contra un conjunto de prejuicios anidados en el pre consciente del ser humano, lo que Durkheim llamaba los preceptos morales y lógicos con los que diariamente ordenamos la vida en el mundo.
No es un tema de leer textos ni de conciencia sino de transformar el mundo pre consciente de la sociedad, sino nuestra victoria será efímera, puede ser reversible como ha venido sucediendo en algunos países de América Latina.
Pero, esta historia continuará…
¡Bolívar y Chávez viven, y sus luchas y la Patria que nos legaron siguen!
¡Independencia y Patria Socialista!
¡Viviremos y Venceremos!
¡Hasta la Victoria Siempre!
Abogado, Activista por los Derechos Humanos, Militante Revolucionario y de la Red Nacional de Tuiter@s Socialistas (RENTSOC).

  jmartoranoster@gmail.com       @juanmartorano

 

Publicado en Ideología y Socialismo del Siglo XXI., Uncategorized | Etiquetado | Deja un comentario