Preparémonos pues para la relegitimación de la AN

Juan Martorano

Recientemente, portavoces del gobierno ruso han señalado una nueva ronda de diálogo entre representantes del Gobierno de Nicolás Maduro y representantes de Juan Guaidó, en Oslo, capital de Noruega, en el marco de los diálogos para la firma de un acuerdo de paz política y gobernabilidad.
El diputado Juan Guaidó ha expresado, cual muchacho malcriado, que no habrá ningún diálogo con la representación del gobierno, salvo que se trate de definir “el cese de la usurpación”. Realmente, es decepcionante el supuesto liderazgo que este sujeto dice tener por parte de los sectores de la oposición.
Si algo hay que reconocer, son las palabras del ex senador adeco y militante opositor Carlos Raúl Hernández, un hombre del que discrepó política e ideológicamente, pero que en algún programa le oí decir, y a mi parecer tiene razón: “Que el éxito de la política está no en la cantidad de muertos que puedas generar, sino en la cantidad de acuerdos que puedas alcanzar”. En esto estoy completamente de acuerdo.
Obviamente, los acuerdos que comparto no tendrán jamás que ver con los que históricamente las élites y cúpulas gobernantes de este país llegaron en su momento en detrimento de las clases populares, de los eternamente excluidos. El acuerdo al que me refiero, y que debe llegarse, es el que garantice, además de la convivencia entre venezolanos, independientemente del signo político- ideológico, el que garantice el funcionamiento normal, el acceso a medicamentos, bienes, servicios e insumos, y que permita una sana confrontación de las ideas, de la política, sin que ello implique llegar agredirnos y a matarnos.
Recuerdo cuando estando en las calles de Caracas y de mi querida Puerto Ordaz, en el marco de la convocatoria al proceso popular constituyente por parte del Presidente de la República, Nicolás Maduro, en el año 2017, que parafraseando lo ocurrido en 1999 con Chávez, luego de aprobada mediante referendo la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, fuimos a un proceso de relegitimación total de la institucionalidad venezolana: desde la Presidencia de la República hasta las Cámaras Municipales de aquel entonces, fueron objeto de ese proceso, durante todo ese año 2000, que es importante recordar.
Obviamente, las circunstancias de 1999 comparadas con las de 2019 no son las mismas, y si bien he expresado que estamos en el mismo proceso constituyente de hace 20 años, las circunstancias de tiempo y lugar son las que nos permitirán la ocurrencia de ciertos eventos y circunstancias.
Y en ese sentido, no pondremos en juego ni nos plantearemos un escenario de elecciones generales como lo ocurrido en el año 2000, porque simplemente la vanguardia opositora, la cual en estos momentos representa la extrema derecha fascista supuestamente liderada por Juan Guaidó no se merece que le hagamos el mandado, así de simple. En el año 2000 había aún una oposición democrática (en lo que se refiere a su dirigencia por lo menos) con el que había ciertos niveles de respeto y diálogo,y de ahí la decisión de ir a ese proceso de elecciones generales, o megaelecciones, como se conoció en aquel entonces, y fuimos a ese escenario así planteado. La actual degeneración e intransigencia política de la derecha no permite que se dé y sobre todo acepté tal propuesta, ya que incluso ellos la plantean, con la adicional condición de que el chavismo como fuerza política no participe en dicha contienda. ¿Y entonces? ¿Cuál es el miedo?
A mi juicio, y pese al complejo y díficil escenario que vive nuestro Estado- Nación, sé que lo que expresaré acá desatará las furias del averno de la más extrema derecha fascista, pero no me importa lo que ellos señalen. Si en este momento fuésemos a un escenario electoral general, poniendo en juego incluso la Presidencia de la República, no me cabe la menor duda que el chavismo ganaría dichos comicios, pero no tanto por el tema de gestión, la cual sin duda ha tenido errores incontrovertibles que nadie niega, pero pese a ello, se trata del modelo de inclusión y del legado y enseñanzas de Hugo Chávez, las cuales además de vigentes, se ha demostrado que funcionan, y es el ejemplo que el imperialismo quiere exterminar.
Además de ello, la dirigencia opositora no se ha cansado de cometer errores políticos y de hacer malos cálculos, además de no interpretar correctamente el verdadero sentir del pueblo. Piensan que decir que si están dialogando con el gobierno, implicaría una cesión a sus principios y el fin de la actual confrontación, y nada más lejos de la verdad.
Y lamentablemente,y es ahí donde se equivocan, producto de su engreimiento y soberbia, se levantarán de la mesa, y dejarán nuevamente sus sillas vacías, a la espera de un acuerdo político, que incluso contribuya a la restitución del necesario Estado de bienestar, el cual también beneficia a la propia base social opositora, que también ha sido golpeada por el accionar de la extrema derecha. Este pequeño dato se los doy y no cobro por ello.
Es entonces, donde el llamado formulado por el Jefe de Estado, que además es en estos momentos el máximo líder de la Revolución Bolivariana, que advirtió al PSUV, pero creo que esto hay que hacerlo extensivo al resto de organizaciones políticas aliadas y movimientos sociales que respaldan a la Revolución Bolivariana, prepararnos para el escenario electoral, que una vez que la extrema derecha pretenda frustrar el acuerdo político para garantizar la paz, motive a que la Asamblea Nacional Constituyente ordene al CNE a la convocatoria a las elecciones parlamentarias, a los fines de restituir la gobernabilidad que el oposicionismo pretende continuar confiscándonos.
Así que, sin descuidar las tareas de gestión que sin duda tenemos, del impulso de los necesarios diálogos y rectificaciones, pero si es bueno ir avizorando los posibles candidatos y candidatas de las fuerzas revolucionarias, a los fines de recuperar la mayoría del parlamento nacional, y recuperar la gobernabilidad pérdida. Ese será un nuevo escenario de batalla, que nos permitirá conquistar la paz.
Además de ello, un triunfo de las fuerzas revolucionarias y chavistas podría convertirse, en el necesario desencadenante histórico para reaperturar la nueva oleada revolucionaria en este lado de la Patria Grande, a los fines de recuperar los avances, logros y conquistas logrados durante la década pasada.
El imperialismo no se quedará de brazos cruzados, y hará todo lo posible por incluso participar en dicha contienda, y mantener el control del parlamento para tratar de destruir nuestro Estado- Nación. No los sobreestimemos, pero tampoco los subestimemos.
La apuesta es muy alta, no exenta de riesgos y amenazas, pero creo que Chávez se la hubiese jugado igual. Y creo que eso es lo que hay que hacer.
Ciertamente, inicialmente había expresado que había que esperar el año que viene, que sería cuando ordinariamente el parlamento debía ser renovado, pero ante la amenaza latente y real promovida por una institución que ha decidido plegarse a los intereses hegemónicos,y por vivir un momento no convencional, y además constituyente, pues entonces que se aceleren los tiempos y se proceda a esa convocatoria a elecciones parlamentarias, como parte del nuevo ciclo electoral que está a punto de aperturarse.
Espero en próximos artículos ahondar en otras consideraciones a este respecto.
¡Leales Siempre! ¡Traidores Nunca!
¡Independencia y Patria Socialista!
¡Viviremos y Venceremos!
Abogado, Activista por los Derechos Humanos, Militante Revolucionario y de la Red Nacional de Tuiter@s Socialistas (RENTSOC).

Acerca de juanmartorano

Abogado Revolucionario, comprometido con la Revolución Bolivariana y Socialista y Hugo Chávez.
Esta entrada fue publicada en Actualidad y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s