42 días de asedio.

*JUAN MARTORANO.

Para el momento en que escribo estas líneas, restan cuarenta y dos (42) días para los comicios de la Asamblea Nacional Constituyente. Donde seremos electos y electas 545 hombres y mujeres con la trascendental misión de transformar el Estado, de crear un ordenamiento jurídico donde se profundice en el Poder Popular y el Estado Comunal y redactar una nueva Constitución.

Hay que entender esa nueva Constitución como una Carta Magna adecuada a los nuevos tiempos, una Carta Magna que profundice en el legado de Hugo Chávez, que radicalice la Revolución y que, basado en el principio de progresividad del Derecho, contemple a los sujetos sociales de transformación que en la discusión constituyente de 1999 no pudieron ser visibilizados, así como un conjunto de logros y conquistas que no se encontraban en ese entonces.

Y es ahí, donde en este escenario de contradicciones y de lucha de clases, el enemigo histórico de este proceso revolucionario, los que han detentado siempre el poder, no lo van a ceder ni a entregar así no más. Ellos harán todo lo posible por llegar de manera violenta y cruenta al poder, para destruir nuestro escudo que es la Constitución, así como al Estado- Nación que es la República Bolivariana de Venezuela.

Nadie puede negar que el pasado 1 de mayo de 2017, cuando el Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro, anunció al país la convocatoria a una Asamblea Nacional Constituyente, el escenario político cambió totalmente. Y obviamente, el enemigo se adecuo y ajusto a esa nueva realidad y al nuevo escenario político.

Tanto para ellos y ellas como para nosotros y nosotras, las “naves de retorno” están quemadas. Nosotros apostaremos e iremos con todos los hierros a las elecciones de la Asamblea Nacional Constituyente del próximo 30 de julio de 2017. Ellos, evidentemente, van a tratar de arreciar en incrementar los niveles de ingobernabilidad, de malestar y desasosiego en la sociedad venezolana, a los fines de provocar la ruptura del orden constitucional.

Se vienen los cuarenta y dos días más duros, difíciles y complejos de nuestra historia republicana. Donde la especulación, el acaparamiento,  el boicot, el sabotaje estarán a la orden del día para crear malestar y estados displacenteros en nuestra población. Donde buscarán reforzar las tesis del Estado Fallido y del Estado Forajido que justifique la intervención militar extranjera del Gobierno de EEUU, para así saquear los recursos que yacen en el suelo y sub suelo de nuestro sagrado territorio.

Como lo expresó Marcos Teruggi en su excelente artículo “Socopó:             , en estos cuarenta y dos (42) días pretenderán convertir a nuestros pueblos en escenarios de batalla durante uno o varios días. En lugares donde no existe el desarrollo del paramilitarismo enraizado, como en Socopó o el estado Táchira, donde fueron desplazados algunos grupos para encabezar las jornadas. No, en estos cuarenta y dos (42) días se tratarán de realizar acciones con un impacto simbólico y militar, para mostrar el poder y la cercanía del triunfo en las bases del fascismo, e imponer el terror y la sensación de desprotección en las bases chavistas y populares. Esto tiene que ver con el ensayo de la forma de guerra implementada entre el 20 de abril y los últimos días del mes de mayo del año en curso.

Igualmente, coincidimos con Teruggi, cuando señala que, desde la semana pasada estamos viviendo la nueva fase de la violencia. El epicentro es nuevamente la ciudad de Caracas, el objetivo es rodear el Palacio de Miraflores, generar la idea moralizante de cercanía al objetivo final. Se trata de la combinación de ataques en el este y el oeste de la ciudad, y para muestra un botón: Chacao y La Candelaria, respectivamente; como un asedio que multiplica golpes día tras día para no dejar un punto de respiro.

Una de las hipótesis que varios analistas nos hemos formulado es que en los próximos días o semanas se puedan desplegar en simultaneo todas las tácticas desarrolladas desde principios del mes de abril del presente año: ataques en localidades en el interior con el método Socopó, trancas de principales arterias viales, como por ejemplo la troncal 5; movilizaciones desde el este de la ciudad; acciones de fuerza en los barrios populares. Sería el intento de descargar todos los ataques en simultaneo para generar el punto de quiebre.

En este perverso plan, en este asedio de cuarenta y dos (42) días, y por los elementos en desarrollo, sin duda irá acompañado de su avanzada político/ mediática a través del apoyo internacional; el papel de la Fiscal General de la República, doctora Luisa Ortega Díaz y la Asamblea Nacional en desacato, que aprietan y apretarán el acelerador en el choque y la disputa que hay entre ramas del Poder Público Nacional. Esto daría una combinación de violencia integral desplegada sobre el territorio nacional, junto con la agudización extrema del conflicto institucional. Es por ello, que el fascismo considera que la posibilidad de quiebre son muy factibles y se han dado como plazo estos cuarenta y dos (42) días para lograrlo, de acuerdo a la apreciación de alguno de los “tanques pensantes” del fascismo criollo.

Esta sin duda, y a grandes rasgos, sería la hoja de ruta golpista del fascismo criollo, como lo señala Teruggi, y la estrategia del terror, de la desmoralización y la desmovilización esta activa y desplegándose paso a paso. Acá es en donde cabe estas interrogantes que el mismo Teruggi se formula: ¿Que debe hacer el gobierno, las fuerzas de seguridad del Estado, el chavismo como un todo? Es evidente que en lo político la respuesta está en la mayor votación en el proceso constituyente, logrando que éste prenda y se arraigue en el alma popular y una de las participaciones record el venidero 30 de julio de 2017. ¿Y ante la violencia? En este caso, ya no hay derecho a la sorpresa. La gente en las comunidades, ya está debatiendo sobre estos temas.

Por ello, la apuesta el próximo 30 de julio de 2017 es muy alta, y esto debemos asumirlos los que a partir de esa fecha seremos voceros y voceras de nuestro pueblo en la Asamblea Nacional Constituyente.

¡Bolívar y Chávez Viven! ¡Y sus luchas, y la Patria que nos legaron siguen!

¡Hasta la Victoria Siempre!

¡Independencia y Patria Socialista!

¡Viviremos y Venceremos!

¡Hasta la Victoria Siempre!

*Abogado, Analista Político, militante revolucionario, miembro de la Red Nacional de Tuiteros y Tuiteras Socialistas (RENTSOC). www.juanmartorano.blogspot.com, http://www.juanmartorano.wordpress.com juanmartoranocastillo@yahoo.com.ar, j_martorano@hotmail.com, jmartoranoster@gmail.com .  Cuenta tuiter: @juanmartorano. Facebook: Juan Martorano Castillo, Instagram: @juanmartorano.

Anuncios

Acerca de juanmartorano

Abogado Revolucionario, comprometido con la Revolución Bolivariana y Socialista y Hugo Chávez.
Esta entrada fue publicada en Actualidad y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s