Vamos todos juntos al Poder Constituyente, porque eso es de la gente y por eso me postulo.

*JUAN MARTORANO.
Este artículo que a continuación presento, tomó prestado fragmentos de esa canción compuesta por Chucho, a propósito de esta nueva fase del proceso popular constituyente, además de dar respuesta a una serie de inquietudes que desde los últimos días se han desatado respecto a la participación de algunos cuadros en esta cita con la historia.
Desde el pasado 4 de mayo de 2017, tres días después de que el Presidente obrero y chavista Nicolás Maduro, interpretando el clamor del pueblo y en medio del escenario complejo por el que atraviesa la Patria, inicie junto a un equipo, todo un ciclo de conversatorios sobre este Poder Popular Constituyente. Lo arrancamos desde la Plaza de los Saberes del Ministerio del Poder Popular para la Educación Universitaria, Ciencia y Tecnología, y desde esa fecha, no hemos parado.
El periplo no solo nos ha llevado por varias parroquias de Caracas, sino incluso hacia otras zonas de la geografía nacional, una de ellas, mi querido y amado estado Bolívar. Ha sido una experiencia hermosa, gratificante, motivadora. El encontrarme con tantas personas, sus manifestaciones de amor, de afecto, de cariño, ante la socializaciones modestas de este proceso popular constituyente, han contribuido, en buena medida, a despejar el clima de tensión e incertidumbre que se respira, y a ver rostros de esperanzas y de ganas de dar el combate, en medio de un escenario duro, complejo y difícil.
Es en ese contexto, en el que vamos a este proceso de elección de nuestros 545 constituyentistas.
Y como lo expresé en mi más reciente artículo, las amenazas de Golpe de Estado, incluso de invasión gringa contra la Patria de Bolívar y Hugo Chávez, están haciendo que los tiempos revolucionarios se aceleren de manera importante. Y es por ello que no hay tiempo que perder.
Ahora, como lo señala Pléjanov, sobre el papel del individuo en la historia, eso es lo que muchos hombres y muchas mujeres debemos tener claro en este momento. No creo en los roles providenciales ni en mesías. En este momento de escenarios complejos, de amenazas, de vulnerabilidades, también creo que es un escenario de fortalezas, de crecernos en lo moral y en lo colectivo, en el crecimiento espiritual e intelectual, y sobre todo, de oportunidades para profundizar y hacer más viable al Poder Popular, que nos conduzca al Estado Comunal que todas y todos anhelamos.
Lo planteo el mismo Comandante William Izarra hace algunos años, sobre el dilema de la búsqueda por el poder. Hay algunas personas que se plantean la búsqueda del poder para usufructuar el poder y hacer meras reformas, cambiar la superficie pero para que en realidad nada cambie, para que el sistema de dominio imperante se mantenga intacto; en cambio, hay otros que nos planteamos la búsqueda del poder, no por uno mismo o por usufructuarlo, sino para ponerlo al servicio de la gente, para transferirle poder al pueblo, en fin, para hacer una Revolución, y ésta tiene un carácter eminentemente subversivo.
En las charlas que he sostenido en las catacumbas del pueblo, he manifestado el ataque tempranero del fascismo a esta propuesta constituyente del Presidente Maduro, que sería en realidad la continuidad de la propuesta constituyente del Comandante Hugo Chávez. El agente de la CIA Rafael Poleo, acompañado de algunos compatriotas que hasta ayer acompañaban las filas revolucionarias, han tratado de desfigurar y tergiversar las tesis del Poder Constituyente y de plantear un falso dilema entre madurismo (que no existe) y chavismo, y que con esta convocatoria a esta Asamblea Nacional Constituyente, se estaría enterrando el legado de Hugo Chávez.
Tengo la tarea pendiente, y autoimpuesta además, de demostrar que estas aseveraciones no son ciertas. Hace diez años, cuando el Comandante Chávez planteo la reforma constitucional, y que todo un equipo que fuimos formados como facilitadores y facilitadoras de dicho proyecto de reforma constitucional, elaboramos los cinco ejes en los que se basaba dicho proyecto, los hemos concatenado con los 9 ejes que ha planteado Nicolás Maduro. Si revisamos con detenimiento, nos podemos llevar sorpresas interesantes.
Pero como abreboca, les doy este dato: El Presidente Nicolás Maduro ha planteado como una de las líneas y propuestas para esta Asamblea Nacional Constituyente, la constitucionalización de las Misiones. Esto no es nada novedoso, puesto que hace diez años, cuando el Comandante inolvidable planteo la reforma constitucional, hizo este mismo planteamiento. De hecho, me voy a permitir en estas líneas, transcribir íntegramente la propuesta de reforma del artículo 141 del texto constitucional, planteada por Hugo Chávez hace diez años.
“Artículo 141. Las administraciones públicas son las estructuras organizativas destinadas a servir de instrumento a los poderes públicos para el ejercicio de sus funciones para la prestación de los servicios, se fundamentan en los principios de honestidad, participación, celeridad, eficacia, eficiencia, transparencia, rendición de cuentas y responsabilidad en el ejercicio de la función pública, con sometimiento pleno a la ley. Las categorías de administraciones públicas son: las administraciones públicas burocráticas o tradicionales, que son las que atienden a las estructuras previstas y reguladas en esta Constitución; y las misiones, constituidas por organizaciones de variada naturaleza creadas para atender a la satisfacción de las más sentidas y urgentes necesidades de la población, cuya prestación exige de la aplicación de sistemas excepcionales e incluso experimentales, los cuales serán establecidos por el Poder Ejecutivo mediante reglamentos organizativos y funcionales”. (Resaltado y subrayado del articulista).
Mi pregunta: ¿Dónde está la discordancia entre la propuesta de Nicolás Maduro con respecto a la propuesta del Comandante Chávez respecto a esto de las Misiones Sociales? Creo que en ningún lado.
Es por ello, que así como el Presidente Nicolás Maduro ha enarbolado que una vez que se instale la Asamblea Nacional Constituyente, propondrá y llevará como proyecto la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela para sus mejoras. En lo personal, y con mucho respeto, enarbolo el proyecto de la reforma constitucional planteada por Hugo Chávez en el 2007, como proyecto político y papel de trabajo orientador del papel que jugará la Asamblea Nacional Constituyente en esta compleja y difícil etapa.
Y con esto, atendiendo el llamado y a las interrogantes que varios camaradas y compatriotas me han hecho, incluso propuesto, en función de los deseos y de aportar, es que informó y anuncio mi disposición de inscribirme como candidato a esta Asamblea Nacional Constituyente.
Me inscribo como candidato a este proceso popular constituyente, para ser vocero del Poder Popular, para ponerme a la orden de la clase trabajadora, de la clase obrera, de los trabajadores y trabajadoras por cuenta propia, y en fin, como un modesto soldado a la orden de este proceso revolucionario.
Me inscribo como candidato a este proceso popular constituyente, para levantar en alto, una vez más, y reivindicar en alto el proyecto político del Comandante Hugo Chávez.
Me inscribo como candidato a la Asamblea Nacional Constituyente, no solo para combatir a los enemigos históricos de este proceso, sino también al burocratismo, a la ineficiencia, a la ineficacia, a la inefectividad, a la corrupción, y a aquellos pumalacas que nos están haciendo mucho daño dentro de la Revolución.
En esta decisión que me ha correspondido tomar, me someto y me rindo al poder originario del pueblo, siendo uno de sus instrumentos para las enormes tareas y decisiones que habrá que adoptar en lo sucesivo.
Me inscribo como candidato y espero contar con tu apoyo, para luchar por más Poder Popular, por defender, expandir y mantener el bien más preciado que hemos obtenido durante estos 200 años: La independencia nacional.
Es por ello, que la Constituyente es de la gente, y como lo señala Chucho en esa pegajosa canción, y para construir nuestra propia geografía y escribir nuestra propia historia, abriendo el ciclo y la nueva oleada de triunfos revolucionarios, por eso me postulo.

¡Vamos a Constituyente pues!

¡Bolívar y Chávez viven, y sus luchas y la Patria que nos legaron siguen!

¡Independencia y Patria Socialista!
¡Viviremos y Venceremos!
¡Hasta la Victoria Siempre!

*Abogado,Activista por los DerHumanos,Militante Revolu y dela Red Nacional  Tuiter@s Socialistas ( http://.juanmartorano.blogspot com /http:juanmartorano.worpress.com

Juan Martorano

Anuncios

Acerca de juanmartorano

Abogado Revolucionario, comprometido con la Revolución Bolivariana y Socialista y Hugo Chávez.
Esta entrada fue publicada en Actualidad y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s