Incesante agresión estadounidense contra Venezuela

Laila Tajeldine.

Una teoría ha sido creada desde Estados Unidos para aglutinar la opinión pública y justificar agresiones de distintos tipos contra aquellos Estados que no concuerden con su política, el Estado Fallido. Para ese país, cuando ocurren guerras civiles, gobiernos ilegítimos, escasez de servicios públicos, crisis humanitarias, declives económicos, entonces se está en presencia de un Estado débil, fallido. Estos Estados, de acuerdo al Reporte “State Failure Task Force” de la Agencia Central de Inteligencia (CIA), ponen en peligro la seguridad de EEUU y la internacional, para lo cual “debía establecerse una estrategia de intervención”.
De acuerdo al “Informe sobre Estados Frágiles 2016” publicado por el Fondo para la Paz, organización que trabaja junto a la CIA, a Venezuela se le ha ubicado como Estado Frágil en el rango Nro. 63 con una “alta advertencia” (63 de 178 países estudiados).
Sobre Venezuela se encuentra en desarrollo un conjunto de acusaciones con débiles fundamentos, sin nivel básico de credibilidad y rigor investigativo, que están permitiendo llevar adelante una escalada de agresión con desembocadura intervencionista. El supuesto apoyo a grupos terroristas y vínculos con el narcotráfico están siendo algunos de los elementos usados por EEUU para justificar su constante agresión.
Ataques personificados: En muchas oportunidades EEUU han insistido en que las sanciones van dirigidas contra individualidades y no contra los Estados, pero la realidad ha demostrado lo contrario. El Decreto de marzo de 2015, renovado en 2017, donde se señala a Venezuela como una amenaza para la seguridad de EEUU, otorga facultades al Secretario del Tesoro para aplicar sanciones contra funcionarios, sus bienes, incluyendo los públicos.
Las acusaciones personificadas le permiten a EEUU desviar el fondo de los verdaderos ataques, dirigidos a derrocar la Revolución Bolivariana y evitar que otras naciones entren en esa misma órbita. El ejemplo de Rusia resulta pertinente, el Departamento del Tesoro inicio sanciones contra personalidades y empresarios en ese país, y al día de hoy se ha acusado al Presidente Vladimir Putin de corrupción y se sancionó a la Empresa petrolera del Estado ruso, Rosneft.
Preocupante resulta la declaración del Senador Bob Menéndez quien pidió al Departamento del Tesoro evaluar las consecuencias para la seguridad de EEUU por una supuesta venta de la Empresa venezolana en EEUU, Citgo, a la petrolera rusa Rosneft.
Acusaciones de cooperación de Venezuela con el terrorismo. El Informe Anual de EEUU sobre el Terrorismo, publicado en julio de 2016, dedica un amplio espacio a Venezuela y la señala de apoyar a simpatizantes del Hezbollah y a miembros de las FARC-EP.
Venezuela, desde la llegada de la Revolución, ha sido un interlocutor reconocido entre el Gobierno Colombiano y las FARC-EP para el proceso de paz al conflicto colombiano que llevaba más 50 años cobrando vidas, destrozando familias y generando refugiados. La FARC-EP es un grupo beligerante, que cumple con los rigores internacionales establecidos y no una organización terrorista. Cualquier señalamiento contra Venezuela por su participación en el proceso de solución pacífica y definitiva del conflicto en el país hermano, resultan inválidas y rechazadas incluso por la ONU y la Santa Sede, quienes junto a Venezuela participaron como interlocutores.
Ahora, también se señala a Venezuela de vínculos con la organización de resistencia Hezbollah. Dicho movimiento nace a principios de los años 80 como respuesta a la invasión israelí en el sur del Líbano, su principal objetivo fue derrocar, dentro del territorio libanés, la ocupación sionista. A partir de aquel momento el Hezbollah se constituyó como una fuerza defensiva y política, que cuenta con ministros, diplomáticos, parlamentarios, entre otros personeros dentro del Estado libanés. El señalamiento a Hezbollah como organización terrorista es estrictamente político, a conveniencia, adherido esencialmente a la influencia del lobby sionista dentro del territorio de EEUU y el mundo.
El señalar a Venezuela de vínculos con la Organización de Resistencia es una falacia, por cuanto el país tiene una relación estrictamente gubernamental con el Estado Libanés, a través de los canales diplomáticos, de la misma manera que el resto de las demás naciones.
Los pueblos del Medio Oriente y África son los que más han padecido del flagelo del terrorismo, solo un 2% de las acciones terroristas han afectado a países occidentales. Sin embargo, la excusa del terrorismo le ha servido a Occidente para justificar su expansión militar y la intervención en naciones soberanas. Existen pruebas irrefutables de la participación de Estados Unidos en la formación, apoyo y mantenimiento de grupos terroristas, admitido por la ex secretaria de Estado de EEUU, Hillary Clinton y la Agencia de Inteligencia de Defensa de EEUU en su Informe de 2015. No estaría demás volver a preguntarnos, ¿Qué país se beneficia más con la permanencia de los grupos terroristas en el mundo?
Acusaciones de vínculos con el narcotráfico. En febrero de 2017, la Oficina de Control de Bienes Extranjeros (OFAC) del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos incluyó al Vicepresidente de Venezuela, Tareck El Aissami, en la lista de sancionados por supuestos vínculos con el narcotráfico. Igualmente, en marzo de 2017 el Departamento de Estado publicó un informe denominado “Estrategia Internacional del Control de Narcotráfico” donde se mantiene a Venezuela como el país con mayor tránsito de droga en el hemisferio occidental.
Las delirantes acusaciones por parte de EEUU se dirigen contra la nación que más ha combatido el narcotráfico. Desde el 2005, luego de expulsada la DEA, en Venezuela se incauta un promedio de 55.7 toneladas de droga por año, incrementando más del 60% de eficiencia. La Nación caribeña es un país libre de cultivo de drogas, que además ha derribado más de 100 naves del narcotráfico internacional.
Con respecto a las acusaciones dirigidas contra el Vicepresidente venezolano, Tareck el Aissami, ocurrida días después de haber sido designado en el cargo, es necesario destacar lo siguiente: durante el periodo 2008-2012, en el que fungía como Ministro de Interior del país, se obtuvieron los más grandes avances en la lucha contra el tráfico ilícito de estas sustancias, entre otras acciones capturaron 102 narcotraficantes, de los cuales 21 fueron deportados a Estados Unidos y 36 a Colombia.
El mercado de la droga es controlado esencialmente por EEUU. Son el segundo productor de marihuana a nivel mundial, controlan los territorio donde más se produce la heroína (Afganistán, invadida desde 2001) y la cocaína (Colombia, operando desde el año 2000).
Cómo se vincula EEUU con el negocio del Narcotráfico? La CIA y la DEA han actuado de la mano y como ejército de apoyo en el tráfico mundial de drogas. Las operaciones de la CIA con el Narcotráfico para la obtención de recursos se remontan a los años 50, aunque el clímax de estas actividades se hizo evidente en los años 80, cuando con el dinero obtenido de la heroína sacada de Afganistán se financió a la organización liderada por Osama Bin Laden (1980). Así mismo ocurrió en Centro América, el financiamiento a la contra nicaragüense (1986) con el dinero de la cocaína extraída de Colombia, Perú y Bolivia e introducían en territorio de EEUU. Informes publicados por el Congreso estadounidense y documentos desclasificados confirman como la CIA y la DEA trabajaron con narcotraficantes y brindaban ayuda material, utilizando sus cuentas bancarias (Banco de Crédito y Comercio Internacional, BCCI) para lavar el dinero proveniente de la venta de droga, con el cual financiaban sus actividades secretas en el mundo.
El ingreso por ventas de narcóticos también es utilizado para financiar las crisis de EEUU. En el año 2008 el Director de la Oficina de la ONU contra la Droga y el Delito expresó “Los miles de millones de narco dólares impidieron el hundimiento del sistema en el peor momento”, posteriormente, sorprendió aún más el Informe publicado del año 2012 por la Subcomisión del Senado de los Estados Unidos que reza “cada año entre 300 mil millones de dólares y un millón de millones de dólares de origen criminal son lavados por los bancos a través del mundo y la mitad de esos fondos transitan por los bancos estadounidenses”.
En el año 2012 la Corte Federal de Nueva York hizo pública la participación de los bancos HSBC, JP Morgan, Wells Fargo y Banks of América, en el lavado de dinero proveniente del Narcotráfico. De igual manera participan en estas operaciones las instituciones City Group, Bank of New York, Bank of Boston, Goldman Sachs (institución donde el actual Secretario del Tesoro es Ejecutivo).
EEUU sobre la base de débiles fundamentos, apoyándose de los grandes medios de comunicación, aliados en el país, sus ONGs mercenarias y algunas organizaciones internacionales, está agrediendo a Venezuela y azuzando un conflicto de mayor nivel, para luego presentarse con su teoría de la “responsabilidad de proteger”, que a fin de cuentas es una invasión en sí misma. Mientras, insistirá en la imagen de Estado fallido, fortaleciendo la matriz de “crisis humanitaria”, con su influencia en el mercado petrolero, sus acciones encubiertas a través de las instituciones bancarias, la persecución a instituciones públicas con el Departamento del Tesoro y afectando la economía de la nación caribeña.
 Laila Tajeldine
Anuncios

Acerca de juanmartorano

Abogado Revolucionario, comprometido con la Revolución Bolivariana y Socialista y Hugo Chávez.
Esta entrada fue publicada en Antiimperialismo y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s