El veneno de las redes sociales, elementos para una guerra

Norma Rivas Santacruz.

Empezaré con la reflexión del hermano amado por todos, menos por algunos, que no entienden la solidaridad de los pueblos:
 “Ya lo dijo Lula: “Nunca pensé que poner un plato de comida en la mesa de un pobre, generaría tanto odio de una elite que se harta de tirar comida a la basura.”.
Hermano hermana, hijo hija, amigos amigas, todos los que  hacemos una gran familia, llamada Venezuela, no queremos sufrimientos  entre nosotros, solo queremos hacer un país mejor, donde nacimos y nuestro sueño es morir en él, hagamos de ese paraíso, un lugar para convivir, haciendo nuestro suelo  que es  y será, la gran fiesta, en  la tierra prometida.
Desde que llegó la revolución, no se ha dejado de luchar de diferentes maneras, para acabarla, les diré, quiéranlo o no, es la única manera de vivir en paz.  Opositores con todo el cariño del mundo, tengo hijo, hermanos, familia, los une a ustedes en su pensamiento, no podemos desligarnos por diferencias, nuestro amor  lo tienen , pueden ser contrarios a nosotros, no se puede cambiar el pensar diferente,  tienen su derecho, así como los que pensamos distintos a ustedes tenemos ese derecho, no podemos cambiar y menos a la fuerza  No se les va a quitar ese derecho y menos en esta revolución que a nadie afecta, solo a los intereses  extraños a Venezuela, que la quieren para beneficio propio y ya sabemos quién y por qué.
Esta guerra,  la tenemos desde que empezó la diferencia de los dos mundos, el  mundo de los pobres  y el mundo de los ricos, se ha comprobado históricamente que han habido civilizaciones que se acabaron por  diferencias, echemos una vistazo atrás, la civilización Maya por ejemplo, una potencia que desapareció misteriosamente, pero vayamos a aquella reflexión, envuelta en el decir vulgar, “el pez más grande se devora al más chico”, pero cuando es un cardumen, el tiburón lo respeta, eso pasa con la revolución,  ahí vemos un tiburón vuelto loco por acabar la revolución.  Marx nos habló hace tiempo atrás de aquella sociedad de consumo, una sociedad que el capitalismo necesita en su existencia.
El capitalismo con sus diferentes medios, ha tratado de imponerse, alimentando ese cáncer que  es la sociedad de consumo, uno de esos medios son los de comunicación, prensa, radio, televisión, ahora internet con  un invasor muy venenoso detrás, las redes sociales,  como la lluvia que no es aguacero, en mi monte la llaman moja pendejo,  la garua inofensiva que no moja pero empapa, así son las benditas redes sociales, ya sabemos cuáles, con muchos beneficios, pero el mal anda como los buitres, asomando sus garras, o es ¿que este medio es una trampa muy sutil para poner la guerra en pueblos que jamás pensaron en ella?.
Hay que tener un escudo bien fuerte para librarse de ese veneno, los más débiles de pensamiento, por creer que la riqueza y el confort los hará felices, caen mansitos como el ratón al queso, pero en la trampa, he visto mucho muchachos, hermanos, familias enteras que creen que el poseer una palacio, un  carro con  todo incluido, es la felicidad, cuando el ser humano para serlo necesita solo,  la vida para vivirla y nada más, como dice la canción,  los trapos, por no decir lo material que nos rodea, se pudre, es más, los títulos ganados o comprados al llegar la innombrable, los aparta, de eso no nos salvamos.
Muchos me dirán, pero tú tienes un carro (que no tengo), lamentablemente otros medios  de comunicación como lo es el transporte privado para un servicio público, también me afecta, y el que me ofrece la revolución, no abarca todos los espacios, más si llegan los súper inteligentes,  quemando buses, trenes, metros y transportes que el gobierno facilita, los acaban. ¿Porqué no colocan u ofrecen unos mejores?, así harían lo mismo  con los hospitales que han quemado, a todas esas clínicas privadas, convertirlas en un barrio adentro o una  Urbanización adentro, hasta yo los acompañaría, sin contar ni meter la Educación privada, ¿Qué pasaría en esos colegios donde te cobran hasta por asomarse a la ventana? Incluyo a  las universidades, donde sus usuarios dejan el trasero pegado en el suelo, pero, estudio en la Páez, La Michelena, dirían los que creen en posiciones sociales para vivir, por nombrar las de gran cacao, en el centro del país, aquí en Valencia.
Yo soy bruta, si señor bien bruta, bueno súper bruta, pero este pensar a mí no me convence, como decía una amigo psiquiatra, profesor universitario que entrevistó Mario en días pasados en la hojilla, a pero es que hay una gran número de opositores que les da asco ver a Mario Silva, honor para Mario, a esa clase media, se les revuelven las tripas cuando les mencionan el pasado,  no son ricos, ni muchos menos ricos por ver, oír o escucha verdades, les da asco. Porque ellos vivieron y temen volver al pasado, temen a ser felices, quieren libertad aparente, no la libertad verdadera.
Este amigo psiquiatra, decía que nos clasificaron en clase baja, media y alta, calificativos que por su medida calificativa, nos dan un status, bien falso por cierto, es una clase media, para mi amado poeta  Benedetti http://www.taringa.netvaposts/arte/2932059/Poema-a-la-Clase-Media—Mario-Benedetti.htm, le agregaría media pendeja, buscan libertad, pero pegados eternamente a una deuda.
A nadie se obliga a que sea revolucionario (a),  chavista, o madurista, por cierto, este  apodo, también inventado por la diarrea intelectual de los pensadores de la  oposición, lo de  ellos es relacionado con la ingesta de alimentos, no les queda de otra, no crean que los insulto, no lo tomen como tal, para seguir subestimando al pueblo, palabra que ni siquiera en el diccionario del internet existe, solo en las mentes opositoras.
El mundo es como el mar, vive en un constante movimiento, las revoluciones se dan o vienen nada más, el hombre es sujeto pensante, no somos focas, en algún momento se  piensa, a menos que le patine el coco o  le falle la psiquis.  Repito, el que no quiera la revolución, no la quiera, total es su decisión, pero no se atraviese, déjela que pase, es un tren que lleva muchos pasajeros, sino se quiere montar déjelo pasar, espere el otro.   ¿Qué no quiere esperar?, de este lado ya esperamos más de 500  años, ese tren y como comprenderán, no lo dejaremos ir, porque hayan unos cuantos que no quieran montarse.
Ya no es cuestión que de que no hay harina PAN, nos programaron esa marca, si no es pan no es maíz ,! qué cosas!, no es el papel que no hay,  esta revolución   ha hecho milagros para darnos de comer, más que ningún otro gobierno, eso no se ve. ¿Desde cuando esta régimen no aumenta la luz, el agua, teléfono, gasolina, etc.?  Fíjense que los servicios privados aumentaron el 200%, cableras, celulares, y todo servicio que maneje la empresa privada, de eso yo no escucho a nadie quejarse, porque mansitos van a pagar su cable, vayan a países vecinos a ver como es el merequetengue, pero hay que tumbar a Maduro ya, para que cambie la vaina, como la gota fría,
Hay muchos que tienen sus buenos carros, casas porque hubo alguien que luchó para eliminar créditos indexados, para refrescar la memoria  https://vlex.com.ve/tags/creditos-indexados-definicion-2542886, igual aquella cuota balón, otra perlita, ya no se acuerdan, https://vlex.com.ve/tags/cuota-balon-definicion-3679659.
Se dice y se escribe fácil, beneficios que le llegaron a una clase media, pero con memoria bien corta.   Tuve  un amigo, que  hace tiempo  dejo este paisaje, copiaba  pensamientos en cartones  o latas y los pegaba en los troncos de los árboles que tenía en el patio de su casa, les cambiaba el texto, hubo uno que recuerdo mucho “HAZ BIEN Y ESPERA EL LEÑAZO”, el ser humano es indescriptible me decía, al preguntar porque cambiaba el contenido.  Se de muchos que después que una revolución los beneficia, se olvidan.
Hoy vemos una clase media, jugando con heces fecales, curioso, los pobre somos para ellos sucios, mal hablados, mal arreglados y toda la cantidad de epítetos que se les ocurre, según una dama de alta alcurnia y abolengo, hoy demuestran una etiqueta que se les desvuelve, hay una canción que llegó muchos a la juventud revolucionaria en los 60-70,  parece una profecía,  ya no juegan con la mierda, están a punto de comérsela https://www.youtube.com/watch?v=ZWMy387fF-I
Así nos juguemos a Rosalinda, vamos a la Constituyente, el pueblo se restea con Maduro
Viva la Revolución Bolivariana con la Constitución vestida de Justicia y de Paz
  Norma.rojita@hotmail.com
Norma Rivas Santacruz
Anuncios

Acerca de juanmartorano

Abogado Revolucionario, comprometido con la Revolución Bolivariana y Socialista y Hugo Chávez.
Esta entrada fue publicada en Actualidad. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s