¿Qué harán cuando el chavismo se arreche?

Juan Martorano.

Aunque esta semana debería de ser de reflexión, de acercamiento a Dios y de compartir en familia, para la dirigencia opositora venezolana ha sido una nueva oportunidad para sembrar la violencia en las calles de nuestro país.
Llamados a actos terroristas y a derrocar el gobierno legal y legítimamente constituido, bloqueos de calles, entre otros constituyen todo un catálogo tendente a crear caos e ingobernabilidad que precipite la crisis política que justifique un Golpe de Estado o en su defecto, una intervención militar extranjera en el país.
Al respecto, algunas de las últimas acciones desestabilizadoras ocurridas en las últimas horas en el país:
1.- Ataques al servicio Metro de Caracas, donde violentos han ocasionado destrozos a más de 11 unidades de Metrobus en la ciudad de Caracas.
2.- Destrozos y actos vandálicos en Mercal de Barquisimeto.
3.- Apagón en el este de Barquisimeto, en la zona este, donde se escenificaban actos terroristas.
4.- Intentos desesperados de llevar los actos vandálicos y terroristas a zonas del oeste caraqueño como Puente Hierro, El Paraíso, La Vega y Avenida Nueva Granada.
5.- Instalación en el día de ayer en la Asamblea Nacional adeco burguesa y fascista de las mesas de trabajo tendentes a producir un “Manifiesto de Lucha por la Democracia del estado de Derecho y del hilo constitucional”, que rememora, guardando las distancias de tiempo y lugar, al inefable decreto de Carmona de hace 15 años, sólo que en el 2002 lo hicieron desde Miraflores, y ahora utilizan los espacios de la Asamblea Nacional para conspirar. Incluso, con los mismos sectores y actores de la conspiración, en aquella oportunidad contra Hugo Chávez, ahora contra Nicolás Maduro.
6.- La toma de la residencia del Gobernador del estado Zulia, Coronel Francisco Arias Cárdenas.
7.- Actos terroristas en la parroquia Universidad del municipio Caroní del estado Bolívar, enmarcados en actos de sabotaje de la visita del Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro a Ciudad Guayana, en el marco de la conmemoración de los 200 años de la Batalla de San Félix.
8.- La vulneración de la seguridad presidencial al culminar los actos conmemorativos de los 200 años de la Batalla de San Félix, donde en medio de un acto de euforia y respaldo al Presidente Nicolás Maduro, un grupo reducido de 15 fascinerosos arrojaron algunas piedras y huevos a la caravana presidencial, tratando de agredir al Presidente Maduro, promovidos por el portal de extrema derecha “Efecto Cocuyo” , quienes grabaron de manera tendenciosa y sesgada este evento, para explotar la matriz de opinión de que el “valiente pueblo de San Félix se levanta en contra del dictador Maduro y lo hace correr”. Teniendo justamente las cámaras a tiro para filmar dicha agresión, la cual por fortuna no paso a mayores ni comprometió de manera importante la integridad del Primer Mandatario Nacional.
9.- El aquelarre que María Corina Machado, Richard Blanco y otros actores opositores trataron de montar el día de hoy miércoles santo, en la Catedral de Santa Teresa en Caracas, en plena ceremonia del Nazareno de San Pablo, tratando de politizar un acto religioso e irrespetando a los presentes.
10.- Artículos de opinión de “adláteres” del fascismo como Jesús Antonio Petit Da Costa, donde se maneja en un escenario de desobediencia civil y activa contra el Gobierno Bolivariano, y donde hace llamados a lo que él denomina la “mesocracia militar”, que serían, según él, los cuadros medios con mando de tropa. De acuerdo a Petit Da Costa, en su columna del semanario “La Razón”, de la semana comprendida entre el 9 al 16 de abril, expresa que “en las actuales circunstancias falta únicamente que la mesocracia militar se sume a las fuerzas democráticas para ganar la batalla decisiva”.
Son esto solo algunos de los acontecimientos que he podido registrar en estas últimas horas, que resumen la trama golpista. Y esto por una razón obvia.
Estamos observando en estos movimientos donde el capitalismo enfrenta una de sus crisis estructurales desde el año 2008, y mientras nosotros desde este país nos planteamos la reconfiguración de las relaciones sociales de producción y una fuerte lucha de clases. El imperio yanqui, en un mundo donde los recursos son escasos y sus necesidades infinitas, necesitan un gobierno títere en Miraflores para venir a saquear nuestras riquezas en esta nación ubicada al norte del sur.
Ahí vemos en el horizonte el volcán social que se ha tornado la Argentina de Macri; Brasil no escapa a esa realidad e innumerables juicios que se le aperturan al actual presidente usurpador de Brasil, Michel Temer por corrupción, sin contar la posibilidad real de que Luis Inacio “Lula” Da Silva se presente como candidato a la reelección en los comicios generales de 2018 en ese país; el ataque unilateral a una base aérea militar en Siria por parte de los EEUU; y el traslado del portaaviones Carl Vinson hacia la península coreana, lo que ha motivado movimientos de Corea del Norte y de China ante estos movimientos, hacen presagiar el incremento de las tensiones en el mundo y la posibilidad de una Tercera Guerra Mundial de impredecibles consecuencias para la humanidad.
Es necesario colocar esta evaluación geopolítica, para poner en contexto la situación que actualmente vivimos en nuestro país.
Ya señalé que el país, desde la óptica marxista, vive una lucha de clases y se atizan las contradicciones. Hay toda una ofensiva del neoliberalismo por reconquistar espacios estratégicos que le permitan acceder a zonas geográficas con recursos estratégicos para sostener el modelo de desarrollo gringo, y en estos se han activado con inusitada fuerza para dar al traste con la Revolución Bolivariana y el Gobierno de Maduro.
El chavismo se ha manejado con paciencia, con paz, acatando los lineamientos del Presidente Maduro, y del Alto Mando Político y Militar de la Revolución. Esto debemos señalarlo sin complejos de ninguna especie.
Pero no es menos cierto también, que luego del asesinato de Hugo Chávez, el país que se encuentra bajo amenaza y asedio, le han arreciado las acciones de Guerra No Convencional, y agravado por la situación de ocupación de unos agentes imperiales en el parlamento nacional, aunque con actos cuya eficacia jurídica y legal es nula, han realizado una labor tendente a originar desgaste no solo institucional, sino político, económico, social, que origine terribles heridas al cuerpo de nuestra Nación.
Lo ocurrido en las últimas horas, donde los actos vandálicos y terroristas del fascismo, confinados hasta ahora en el Este caraqueño, paulatinamente pretenden escalarlo y lo han venido trasladando a las principales ciudades del país, incluso a zonas del oeste caraqueño. Todo ello, desde mi perspectiva, porque el 14 de abril vence el lapso dado por Almagro a Maduro para la convocatoria a elecciones generales anticipadas, según él.
Y si Maduro no atiende esta exigencia, pues Almagro solicitará la aplicación de la Carta Interamericana Democrática, y se les daría el aval a los gringos para que terminen de intervenir directamente con sus tropas en la Patria de Bolívar y Chávez.
Creo que la paciencia tiene un límite. Tomo como mía la frase del compatriota Diosdado Cabello, cuando señala: “Rondón no ha peleado”. Pero en estos momentos, creo que Rondón se está alistando para pelear, está calentando. Y vaya que nosotros somos un pueblo de paz, pero cuando nos buscan, somos un pueblo bravo y guerrero.
Yo me pregunto: ¿Será que los fascistas de aquí y de afuera han medido esto? Recuerden que el que contenía el muro de contención que ha evitado hasta ahora que en este país no se haya ido al despeñadero de la violencia, no está. Y creo que lo que ha evitado que este país caiga en el mare magnum de la violencia, ha sido la disciplina y el respeto del pueblo al legado del Comandante Inmortal.
Estoy seguro, que en las próximas horas, días, semanas, meses y hasta años por venir, este pueblo heroico y bravo seguirá escribiendo páginas gloriosas en la historia de la humanidad. Y nuevamente sentará cátedra y dará lecciones a los fascinerosos que pretenden robarle sus sueños, su independencia, su soberanía, su libertad.
Así que, cierro este artículo, con la interrogante con la que decidí titularlo, y espero que a los que pretenden generar violencia, piensen muy bien su respuesta: ¿Qué harán cuando el chavismo se arreche?
Ahí se las dejo de tarea.
¡Bolívar y Chávez viven, y sus luchas y la Patria que nos legaron siguen!
¡Hasta la Victoria Siempre!
¡Independencia y Patria Socialista!
¡Viviremos y Venceremos!
Abogado, Activista por los Derechos Humanos, Militante Revolucionario y de la Red Nacional de Tuiter@s Socialistas (RENTSOC).

  jmartoranoster@gmail.com       @juanmartorano

Anuncios

Acerca de juanmartorano

Abogado Revolucionario, comprometido con la Revolución Bolivariana y Socialista y Hugo Chávez.
Esta entrada fue publicada en Oposición y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s