¡Ay, la calle!

Foto: Ciudad CCS

Earle Herrera
Borges lo dijo con afligida sinceridad: sin calle, el apoyo internacional no funciona. Y la calle le dio la razón: no atendió el llamado a la marcha sabatina. Desde 2002 es así. La oposición primero se puso en manos de medios y ONG que salen buchones de cada fracaso. Ahora pone todos los huevos en una sola canasta: la presión de la derecha internacional, es decir, el imperio y sus cachorros. Solo que Miraflores no queda en la Pennsylvania Avenue de Washington, sino en la Urdaneta.
Anuncios

Acerca de juanmartorano

Abogado Revolucionario, comprometido con la Revolución Bolivariana y Socialista y Hugo Chávez.
Esta entrada fue publicada en Actualidad. Guarda el enlace permanente.