Oposición de brazo en brazo

La elipse de la oposición puede dibujarse entre dos fotos: la de la ingeniera Machado, sentada junto a George Bush en la oficina oval, y la de la señora Tintori, al lado de Donald Trump en algún lugar de la Casa Blanca. No es la historia de un amor, es la tragicomedia de una clase política. La derecha criolla, valga el oxímoron, anda con muletas y habla con muletillas: “rrrégimen”, “dictadura”, “tirano”. Parafraseando a Ramón Díaz Sánchez, debimos titular “Elipse de una frustración de poder”.
La implosión de la IV República lanzó a los viejos partidos y sus derivados a los brazos de medios sanguijuelas. Ramos Allup lo denunció con altisonante impotencia. Cisneros, De Armas, Mata, Otero, Camero, Zuloaga, Mezerane, los llevaron de fracaso en fracaso: golpe de abril, sabotaje petrolero, plaza Altamira, guarimbas y 18 derrotas electorales. Cuando se zafaron de la mediocracia, se lanzaron sin disimulo a los brazos del imperio: EEUU y sus títeres (Macri, Temer, Almagro, Rajoy y la Unión Europea).
Desde que el comandante Chávez ganó su primera elección, en 1998, la derecha no ha podido caminar por sí sola. Si entre las dos fotos en Washington se teje una truncada ambición de poder, entre la llamada Coordinadora Democrática y la MUD se desdibuja, como en un espejo cóncavo, la mueca de alianzas contra natura, incestos políticos, “orgías ideológicas” -tal imagen la abortó un opositor en trance freudiano- y figuras de esperpentos que habrían asombrado a Valle Inclán. Hoy la Asamblea Nacional le gime a Trump que aplique a Venezuela la Carta de la OEA.
Ahora es Trump quien toma en sus brazos a la oposición, como a una nena regordeta y engreída que recuerda al bebé de Rosemary. Se la pasó Obama, después de mecerla en la cuna de su orden ejecutiva. Antes la amamantaron la señora Clinton, pésima perdedora, la Usaid, la NED y cuanta mampara y ONG se inventó la CIA para ayudar a tumbar gobiernos sin que parezca que EEUU los tumba: golpes blandos, revoluciones de colores o primaveras árabes que, en Venezuela, todas fueron probadas y todas derrotadas, Hugo Chávez y Nicolás Maduro mediante.
Entre dos fotos, se desdibuja la mustia historia de una oposición que no ha aprendido a andar sino de brazo en brazo y tenaza en tenaza.

Autor:

Earle Herrera

Anuncios

Acerca de juanmartorano

Abogado Revolucionario, comprometido con la Revolución Bolivariana y Socialista y Hugo Chávez.
Esta entrada fue publicada en Actualidad. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s