“Implosión de Venezuela y sus implicaciones estratégicas para los Estados Unidos” (II)

Juan Martorano.
Nos estamos refiriendo al artículo “La Implosión de Venezuela y sus implicaciones estratégicas para los Estados Unidos, del Dr. Evan Ellis, quien es analista geopolítico, experto en asuntos latinoamericanos del Centro de Estudios Estratégicos de la Escuela del ejército de los Estados Unidos. Este analista y profesor, como un dato importante, fue expulsado por el gobierno de la Revolución Sandinista de Nicaragua, por labores de inteligencia que estaba haciendo en el canal interocéanico de dicho país.
Pero, no es intención nuestra mencionar la hoja de vida de este sujeto, sino de su artículo escrito en julio de 2015 y publicado, como ya lo señalamos, por The Strategic Studies Institute, es decir, el Instituto Centro Estratégico de Estudios del Ejército de los Estados Unidos, nda más y nada menos.
Habíamos quedado en las apreciaciones de este analista respecto al periódico The Wall Street. Este diario, es uno de los que lleva la vanguardia de la matriz de opinión de difundir las actividades de las autoridades estadounidenses en vincular a nuestra Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB), y de integrantes del Alto Mando Político y Militar de la Revolución, entre ellos, Diosdado Cabello Rondón, incluso de buscar pruebas, de delitos de narcotráfico de estos compatriotas. Ellis dice que tanto Cabello como la FANB tienen “todos los incentivos para que ellos impidan el retorno a la democracia” y evitar la labor de los organismos de cooperación internacional en materia de lucha contra el narcotráfico, y de impedir “la confiscación de sus dineros mal habidos y de sus posibles extradiciones a los Estados Unidos”.
Ellis, cuando resalta esta hipotésis, lo que busca en realidad es justificar el asesinato de Cabello, y de integrantes clave en nuestra Fuerza Armada Nacional Bolivariana.
Igualmente señala Ellis que, los militares venezolanos no se ven obstaculizados en sus fechorías, en su corrupción, ni se preocupan por la defensa de la democracia y la constitución, ya que siguen al pie de la letra, los dictados de los agentes de inteligencia cubanos “a quien el Presidente Hugo Chávez, y su sucesor, Nicolás Maduro, ha incorporado dentro de las estructuras de las Fuerzas Armadas venezolanas, para mantener el régimen socialista en el poder”.
Como le duele a Ellis la cooperación entre los pueblos y gobiernos de Cuba y Venezuela.
Pero, asimismo manifiesta Ellis, que dentro de los militares venezolanos, el rol que ha jugado el actual ministro de defensa, G/J Vladimir Padrino López. Señalo que éste al principio se presentaba como un “militar moderado”con el que podía trabajar la “sociedad civil” en el marco de una posible transición a la democracia; peroque esta tesis se cayó, al haber dado Padrino López la orden del “uso de la fuerza potencialmente mortal” en contra de los manifestantes de la oposición, lo que habría “socavado su capacidad de construir puentes” con ese sector del país.
Igualmente señaló Ellis que, más allá de la política interna venezolana y del papel potencial de sus militares como guardianes del orden público “a veces constitucional”, incluso el mismo Ellis reconoce que la vía internacional para corregir “la crisis en Venezuela” parecen ser limitadas. Es decir, reconoce que intervenir en asuntos internos en Venezuela no será una tarea fácil. En ese orden de ideas, Ellis busca resaltar la oposición y objecciones de “Estados Socialistas Bolivarianos” de parte interesadas como por ejemplo, Brasil, y el papel de los Estados Unidos “en el avance de la gobernabilidad democrática de la región”, lo que ha impedido que la Organización de Estados Americanos “desempeñe un papel significativo en la crisis”. “La Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) carece de los mecanismos institucionales para impactar significativamente la crisis más allá de servir como foro en el que los líderes de la región pueden conversar. Mientras que, por el contrario, la UNASUR, tiene un margen de mayor capacidad institucional de la CELAC, el cual constituyó un experimento de organización en el año 2014 para crear un camino para la transición pacífica que en el país fracasó, y un intervencionismo más contundente que iría en contra de la tradición regional de no injerencia en los asuntos internos, incluso ante la posibilidad de un desastre inminente que pueda afectar a los Estados vecinos.”
Ahora bien, de acuerdo al criterio de Evan Ellis, las implicaciones estratégicas de esta “implosión” de Venezuela para los Estados Unidos, estaría resumida en estos puntos:
1.- “El estancamiento político que hace improbable que Venezuela pueda resolver por sí misma la crisis, debe contar con el apoyo de sus vecinos,antes de que empore mucho más.
2. “La posición geográfica del país tiene una importancia estratégica como puente del narcotráfico hacia Estados Unidos y Europa, como destino y refugio para terroristas colombianos, pero también por las vastas reservas de petŕoleo que también se extienden en los territorios y aguas de países vecinos como Guyana y Trinidad y Tobago, por ejemplo.
3. “El papel de Venezuela como punto de entradaen la región para múltiples actores extra hemisféricos con diferentes intereses estratégicos en conflicto con los Estados Unidos, como la República Popular China, Rusia e Irán.
La interacción de los dos primeros factores, de acuerdo al análisis de Ellis, es lo que sugiere para que se degenere el “colapso económico y caos político”, posiblemente a través de la generación de hambre, enfermedades y violencia generalizada (esas son las líneas de ataque al Estado-Nación de la República Bolivariana de Venezuela), ante la “desesperación de las personas para sobrevivir ante un gobierno narco-dependiente que se encuentra desesperado por mantener el control”. La escasez de alimentos básicos y artículos médicos ha alcanzado el 60%, sin contar el robo de camiones de suministro de estos alimentos y medicinas.
Incluso, de acuerdo a las líneas de Ellis, y más allá de las protestas políticas, manifiesta ELlis que a medida que las condiciones se deteriores, los militares tendrán que usar cada vez más la fuerza para mantener el orden. Prácticamente Ellis preconizó que en Venezuela se repetiría una violencia generalizada similar a lo ocurrido en nuestro país en 1989 con los hechos de “El Caracazo”, con miles de muertos y que fue el detonante de dos alzamientos militares en el año de 1992 y la destitución del Presidente de la República de aquel entonces, Carlos Andrés Pérez, por cargos de malversación de fondos y peculado a la entonces presidenta de Nicaragua, Violeta Chamorro.
“Si Venezuela cae en violencia y caos, vecinos como Colombia, Guyana y Brasil, además de estados caribeños como Aruba, Curazao, Bonaire y Trinidad y Tobago se verán obligados a llevar a cabo la costosa y económica tare de incrementar el control fronterizo para gestionar y atender los múltiples problemas derivados de los refugiados, la violencia terrorista y la criminalidad”, dijo.
De manera similar, los Estados Unidos tendrán que dedicar mayores esfuerzos “a los envíos de drogas originarios de Venezuela, así como ampliar los esfuerzos para reforzar las fuerzas de seguridad del Caribe y Centroamérica contra la criminalidad que la expansión de estos flujos delictuales generarán en la región. Irónicamente, en esta dinámica, a medida que más funcionarios venezolanos como el capitán Leamsy Salazar cooperen con las autoridades estadounidenses en relación con las actividades criminales de ex- compañeros, probablemente aumente la inestabilidad del régimen, sembrando la desconfianza entre la élite venezolana, pues cada uno se preguntará quien traicionará a quien, para poder salvarse.” señalo.
“Al mismo tiempo, a medida que se amplíe el número de acusaciones internacionales y sean agregados más funcionarios venezolanos a la lista de la OFAC, las élites políticas y militares de Venezuela se encontrarán cada vez más atrapadas dentro de las fronteras del país. Aumentando la reveleación de que sus propiedades inmobiliarias en Miami y sus cuentas bancarias anónimas, su futuro y el de sus familias se encontrarían en peligro. Al mismo tiempo, el monitoreo externo y el aislamiento del país también lo harán menos práctico para que el crimen organizado lo use como tránsito de drogas, agudizando más la competencia entre las élites criminales que acusan la disminución de sus ingresos.” manifestó.
“Por lo tanto, al final, el temor a la aplicación de las leyes estadounidenses, en lugar de una oposición e intervención extranjera en el país, puede ser lo que impulsa a las élites bolivarianas venezolanas a enfrentarse a un conflicto sangriento y desordenado, desafiando la creencia convencional respecto al carácter pacifista del pueblo venezolano.” Indicó Ellis.
Expresa este analista que, a falta de una intervención militar, los Estados Unidos puede y debe reconocer “las consecuencias probables que una degeneración de la situación en Venezuela es probable trabajarla a través de socios e instituciones regionales, para preparar y mitigar sus consecuencias”. Aunque, de acuerdo al análisis de Ellis, ya los Estados Unidos está trabajando con estos socios regionales, esto con la intención de hacer frente al flujo de droga “que sale del país” y “su uso como refugio y santuario de organizaciones terroristas como las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC-EP).
Manifiesta Ellis que organizaciones como el Comando Sur del Ejército de los Estados Unidos, su Guardia Costera, y la Fuerza de Tarea Conjunta Interagencial Sur deben prepararse también para aumentar sus esfuerzos, ya que la situación “se deteriora en Venezuela”. “Las acciones que pudieran ser necesarias incluyen el fortalecimiento vía aérea y protección marítima para interceptar las drogas que vienen hacia el norte del Caribe, a Jamaica, a República Dominicana y a Puerto Rico, en áreas de América Central, la costa atlántica de Panamá, Costa Rica, Nicaragua y Honduras. Aunque Cuba manifieste tener intereses heterogéneos con respecto a una mayor presencia de seguridad marítima de los Estados Unidos en la cuenca del Caribe, la intercepción de drogas pudiera crear una oportunidad inesperada en la cooperación entre Estados Unidos y Cuba”.
“Es posible que los Estados Unidos necesite fortalecer la cooperación en materia de seguridad con el recién elegido gobierno democrático de Guyana, a medida que la situación de su vecino de occidente se deteriore. El régimen de Maduro ha afirmado recientemente nuevas reivindicaciones territoriales sobre las aguas definidas por las fronteras entre los dos Estados, donde un equipo liderado por la Exxon Mobil, con autorización del gobierno de Guyana, ha encontrado evidencia significativa de yacimientos petroleros significativos en alta mar”, indicó.
“Si bien el asunto puede en última instancia ser resuelto mediante arbitraje internacional, esto debe ser aprovechado por los Estados Unidos para que trabaje de la mano con la OEA para proporcionar garantías de seguridad que permitan la exploración y desarrollo sin reservas de la explotación de estos yacimientos, hasta que el asunto sea resuelto apropiadamente por un Tribunal Internacional apropiado. Sin embargo, los Estados Unidos no deben desplegar sus buques de guerra en la zona, ya que de hacerlo, probablemente empeoraría la situación en la región y sería explotado por Venezuela con fines propagandísticos”. ¿Qué tal?
“A medida que las autoridades estadounidenses desarrollen procesos penales en contra de funcionarios venezolanos, el gobierno de los Estados Unidos también debe buscar, en la medida de lo posible, trabajar con los intereses chinos y de otras naciones extranjeras que tienen intereses en ese país para asegurar la cooperación de instituciones chinas como el International Commerce Bankof China. No necesariamente esto socavará la posición china en el país, sino que reforzará su legitimidad, y de hecho, esa cooperación será parte de la transparencia y el estado de derecho que requieren las instituciones financieras chinas para poder participar en el sistema financiero internacional.
“Un paso más allá, en abril de 2015, los chinos se comprometieron a un nuevo préstamo de 5.000 millones de dólares a Venezuela, que parece destinado a ingresar en las reservas de divisas del país. Al igual que los 4.000 millones de dólares desembolsados por este país a Hugo Chávez en el período previo a la elección presidencial de octubre de 2012”.
“Los nuevos fondos chinos se desembolsarán probablemente en el otoño de 2015, disponibles para el régimen justo antes de las elecciones parlamentarias del 6 de diciembre de 2015 para comprar grandes cantidades de bienes de consumo para poder afirmar que ha resuelto el problema de la escasez, y así conservar su mayoría en la Asamblea Nacional. Sin embargo, este engaño sólo pospondrá el colapso de Venezuela. China, famosa por tomar la “visión larga”, le sería aconsejable retrasar ese desembolso, aportando y apostando ese dinero a la oposición venezolana, aumentando las probabilidades de retener su posición comercial en el país, tras el colapso del gobierno actual”. ¿Qué les parecen estas aseveraciones de Ellis para nuestro país?
“Al prepararse para la venidera crisis venezolana, los Estados Unidos también deberían intentar, en la medida que sea posible, involucrar a la OEA. Si bien países como Brasil prefieren soluciones multilaterales lideradas por la UNASUR, lo cual excluye a los Estados Unidos, pocas cuestiones de seguridad se muestran de una mejor manera con un involucramiento de los Estados Unidos, como parte inherente del entorno de seguridad para la región. Por lo tanto, los Estados Unidos deberían estar preparados para trabajar con Brasil en temas como la propia frontera compartida por Venezuela y encontrar otras formas de como colaborar con las autoridades brasileñas en otros aspectos de la crisis venezolana, pese a los intentos del propio Brasil en conjunción con los gobiernos de la ALBA de excluir a los Estados Unidos en un papel de abordaje de la crisis venezolana, porque de acuerdo a su óptica, sería contraproducente”.
“El colapso de Venezuela es una tragedia para el pueblo venezolano, para los vecinos de Venezuela y para toda la región. Sin embargo, para los Estados Unidos, también es una oportunidad para fortalecer su papel en el mantenimiento de la democracia, la estabilidad y el desarrollo del hemisferio. Si los Estados Unidos actúa con prudencia y generosidad en la crisis actual, puede demostrar su aprecio por los lazos de comercio, geografía y hermandad que lo unen a la región”.
Conclusiones.
1.- El artículo de Ellis, publicado por el Instituto Centro de Estudios Estratégicos del Ejército de los Estados Unidos, demuestran a las claras, las modalidades de Guerra No Convencional que se están experimentando en la República Bolivariana de Venezuela. No es que el escenario de la invasión por parte de marines y bombardeos a grandes ciudades queda descartado; solo que para los estadounidenses, están aplicando aquello de que la mejor guerra que se gana, es la que menos costos les generen, y si pueden ganarla sin disparar un tiro, mucho mejor.
2.- Evan Ellis lo que reveló con este artículo, fueron las grandes líneas de ataque, a los fines de derrocar a Nicolás Maduro, y “extirpar el mal ejemplo de la Revolución Bolivariana”, en su contraataque de reconquista de lo que ellos consideran su “patio trasero”. Esto fundamentalmente de lo que fue ese año 2015, que se tradujo en la victoria de la derecha en las elecciones parlamentarias del 6 de diciembre de 2015.
3.- No solo eso, sino que esas líneas lanzadas por Ellis, fueron el centro de ataque de la emboscada para el año 2016 que pudo haber acabado con la Revolución Bolivariana. Pero, afortunadamente, el hecho de subestimar la capacidad de Nicolás Maduro y de los demás integrantes del Alto Mando Político y Militar de la Revolución, hizo que el “tiro les saliera por la culata”.
4.- Ellis en su análisis esboza la denominada estrategia de “Tenaza”, denunciada por el Presidente Nicolás Maduro. Particularmente, la catalogaría como una estrategia de “aplanadora” o de “sándwich”, ya que incluye, además de Colombia, a países como Brasil, Guyana, e islas del Caribe como Aruba, Curazao, Bonaire e incluso Trinidad y Tobago.
5.- En el marco del punto anterior, nos pasaron la información de que un informe del Centro Regional de Estudios Estratégicos de Seguridad –CREES- de la Escuela Superior de Guerra de Colombia, en el participo Ellis como experto internacional, concluyó que la “implosión” es inevitable y tendría como efectos:
. De decenas a cientos de miles de muertes. (Pero no dice que serán provocadas por ellos)
.Completa devastación de la estructura productiva la cual está semi- destruida. (Falso de toda falsedad, puesto que Venezuela nunca ha tenido verdaderamente una estructura productiva)
. Fortalecimiento de la kakistocracia en el poder que fácilmente trataría de desatar conflictos con Colombia, Guyana e Incluso Brasil inventando que son proxis de EEUU para apoderarse del petróleo como excusa para enmascarar las atrocidades. (O sea, colocar a Venezuela en el papel de “el malo de la película”).
6.- El Presidente Santos, de manera callada activo un plan estratégico para atenuar los efectos de la “implosion” de Venezuela en Colombia que Incluye:
Movimiento encubierto, el cual ya se dio, de de unidades y equipos militares livianos y pesados para defender la frontera Colombiana en caso de una “implosion” en Venezuela.
Preparación de un plan de logística humanitaria para atender hasta medio millón de Colombianos que abandonarían Venezuela en caso de una “implosion”
Preparación de un plan de logística humanitaria para el que pedirían apoyo internacional para campos fronterizos de refugiados venezolanos que podrían llegar a un millón en caso de la “implosion”, estiman que en la actualidad hay 200.000 venezolanos haciendo vida en Colombia.
7.- Los militares y expertos de inteligencia Colombianos se incomodaron con Santos porque de manera imprudente revelo parcialmente la información. He aquí el link que prueba esta afirmación http://vamosvzla. com/preocupacion-juan-manuel- santos/
8.-Con este trabajo, se pretende advertir lo que desde el 23 de enero de 2017 pretende activar el fascismo criollo con sus pares internacionales, que no es más que la activación de un Golpe de Estado, incluyendo la posibilidad de asesinato del Presidente Nicolás Maduro Moros, y se han estado preparando para eso. Una vez que los asesinos de Primero Justicia toman el control del parlamento, se dan las condiciones de apoyo a la derecha para realizar todas aquellas acciones para derrocar a la Revolución, esto porque estos activistas han estado realizando algunas reuniones , desplegado un contingente de personas, han venido convenciendo a ciertos empresarios, comerciantes y contratistas (incluyendo a dueños de pequeños negocios) para que en las principales ciudades del país apoyen estos planes, creando toda una red de comunicación que les permite no solo poner de acuerdo a mucha gente en el país, sino activar acciones y operaciones conjuntas y coordinadas a nivel nacional.
9.- La llegada de corresponsales extranjeros de diferentes medios de comunicación de medios hegemónicos (NTN24, CNN en español, Fox News, entre otros), de manera clandestina al país e instalándose en ciudades clave como Caracas, Barquisimeto, Valencia, Maracaibo, San Cristóbal, Puerto La Cruz y Puerto Ordaz, con el fin de “cubrir y difundir” de forma masiva lo que la derecha planteaba activar a partir del lunes 23 de enero de 2017. Quieren ralentizar y sabotear servicios públicos esenciales como transporte, educación, salud, actividades comerciales e industriales del país, porque necesitan que haya mucha destrucción, muertes y vandalismo.
10.- Destaca Ellis el papel injerencista de la OEA, la cual se espera que en estos días se pronuncie sobre el caso de Gilber Caro, preso por terrorista, esperando un efecto “cascada” con una serie de pronunciamientos a nivel internacional (Ya Rex Tillerson, ejecutivo de la Exxon Mobil y nuevo Secretario de Estado del gobierno de Donald Trump en EEUU ya lo hizo), con el fin de reforzar la matriz de “Estado Fallido” o dictadura, para luego justificar y activar la intervención militar extranjera en nuestro país.
11.- Sin embargo, el año 2017 comenzó en ofensiva para los factores que defendemos la Revolución Bolivariana, y en mejores condiciones para afrontar la actual coyuntura, debido a los errores y fracasos del fascismo criollo, sus mentiras en el año 2016, que debemos aprovechar al máximo. La muestra de los ejercicios militares “Zamora 200” y la gigantesca movilización de traslado de los restos e Fabricio Ojeda al Panteón Nacional, muestran una remoralización y reunificación del chavismo importantísima, que pudiera contribuir a neutralizar los planes imperiales, si estos llegasen a atreverse a activarlos en contra de la Patria de Bolívar y Chávez.
12.- Es fundamental una comunicación política que contribuya a explicar, alertar, difundir y explicar las amenazas que estos planes representan para el país, y de los esfuerzos del gobierno del Presidente Nicolás Maduro en atender y resolver los problemas del pueblo. La lucha de clases y las contradicciones se están atizando en su máxima expresión en nuestro país en estos momentos.
Esto es nuestro análisis de Evan Ellis y su artículo, y propuestas para mantenernos en la ofensiva revolucionaria.
¡Bolívar y Chávez viven, y sus luchas y la Patria que nos legaron siguen!
¡Hasta la Victoria Siempre!

Abogado, Activista por los Derechos Humanos, Militante Revolucionario y de la Red Nacional de Tuiter@s Socialistas (RENTSOC).
jmartoranoster@gmail.com @juanmartorano

Anuncios

Acerca de juanmartorano

Abogado Revolucionario, comprometido con la Revolución Bolivariana y Socialista y Hugo Chávez.
Esta entrada fue publicada en Actualidad y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s