El “Acuerdo para la Transición” de Machado, Ledezma y López: Lo que dice, y lo que no dice

Luigino Bracci

El pasado 12 de febrero de 2015, el Presidente Nicolás Maduro develó que un golpe de Estado en proceso había sido desmantelado y varios oficiales de la Fuerza Aérea habían sido detenidos, luego de planificar atacar numerosos blancos civiles y militares en Caracas y provocar hechos que desembocarían en un “gobierno de transición”. Denunció que un documento titulado “Llamado a los Venezolanos a un acuerdo nacional para la Transición”, que iba a ser publicado en el diario El Nacional y que también se encuentra en las páginas web de Vente Venezuela, Voluntad Popular, Antonio Ledezma, Congreso Ciudadano y otros partidos de derecha, iba a servir como “señal” para iniciar estos hechos. El documento está firmado por María Corina Machado, Antonio Ledezma y Leopoldo López, y describe una serie de acciones de caracter neoliberal, que se pondrían en marcha de haberse iniciado una supuesta “transición” que no es reflejada en la Constitución.
El documento tal vez sea un poco denso y esconde al final los planes más complacientes con el empresariado, pero sin embargo es muy claro con sus planes y aspiraciones. Es un documento que esperamos que el pueblo venezolano lea, debata y conozca con el fin de que estar claros sobre el modelo de país que ellos quieren construir. Ninguno de los firmantes ha negado que este documento sea de su autoría; todo lo contrario, le hacen referencia constantemente desde sus cuentas en Twitter: @MariaCorinaYA y @alcaldeledezma.
Hemos tomado frases claves del documento, para hacer preguntas sobre las mismas o ahondar en su interpretación.

Lo que realmente dice el documento

Tabla1de3
Tabla2de3b
Tabla3de3b

Lo que no aparece en el documento

-Se suprime a Simón Bolívar del documento: Se habla de la “Fuerza Armada Nacional” (en vez de “Fuerza Armada Nacional Bolivariana”) y de “Venezuela” (y no de la República Bolivariana de Venezuela), lo que recuerda lo ocurrido el 12 de abril de 2002, cuando se retiró el cuadro del Libertador en la juramentación del dictador Pedro Carmona.
En un cuarto fuera del Salón Ayacucho del Palacio de Miraflores fue colocado el cuadro de Bolívar durante la Juramentación del dictador Pedro Carmona el 12 de abril de 2002.

-El documento hace muy pocas menciones a la inversión social y atención de los más débiles y necesitados, incluyendo niños, niñas y adolescentes; adultos mayores; personas con movilidad reducida o necesidades especiales. Prioriza, en cambio, el “atraer la inversión productiva”, insertar al país en “los circuitos financieros internacionales” y “generar confianza en el país”.
-No se menciona ni se garantiza la gratuidad de la educación pública, a ninguno de sus niveles (primaria, secundaria, universitaria). No se menciona ni se garantiza que continúen funcionando las universidades públicas creadas en revolución (Unefa, UBV, Uneartes, del Deporte, ni las universidades que fueron ampliadas, como la Simón Rodríguez, Rómulo Gallegos, etc.)
-No se menciona ni se garantiza la continuidad de las pensiones para los jubilados, adultos mayores o personas con discapacidad, ni de planes para las Madres del Barrio u otras misiones y proyectos sociales.
-No se menciona ni se garantiza la defensa del salario mínimo y su constante aumento como paliativo contra la inflación. En Venezuela, el salario mínimo ha sido incrementado 28 veces en 15 años. Tampoco se garantiza el mantener los numerosos beneficios laborales obtenidos a través de la nueva Ley del Trabajo, Trabajadores y Trabajadoras (LOTTT).
-No se garantiza la estabilidad laboral. No se garantiza la renovación del decreto de inamovilidad laboral que todos los años ha sido aprobado por los Presidentes Chávez y Maduro para los trabajadores de la empresa pública y privada. No se garantiza a los empleados y trabajadores públicos la permanencia en sus puestos de trabajo.
-No se menciona ni se garantiza mantener la construcción de cientos de miles de viviendas a través de proyectos como la Gran Misión Vivienda Venezuela, realizado por el Comandante Chávez y su sucesor, el Presidente Nicolás Maduro.
-No se menciona ni una sola vez al Poder Popular, ni a ninguna de sus formas de cogestión: Consejos Comunales, Comunas, Mesas Técnicas, Empresas de Producción Social, etc. No se garantiza que ninguna de las formas de propiedad mixta creadas por el gobierno bolivariano se respeten y se mantengan.
-No se menciona ni se garantiza la continuidad del proyecto Canaima Educativo (Canaimitas), que ha llevado millones de computadores portátiles gratuitos y con software libre a niños y niñas de todo el país.
-En ninguna parte del documento se hace referencia a defensa de los derechos de la mujer, apoyo a movimientos sociales, campesinos, ecologistas, animalistas, colectivos LBGT, de soberanía tecnológica y software libre, y otros movimientos que han sido apoyados en mayor o menor medida por la revolución bolivariana.
-No se menciona ni se garantiza la permanencia en sus cargos de todas las autoridades elegidas por voto popular, directo y secreto.
Nadie discute que la revolución bolivariana tiene problemas y puntos en los que debe mejorar. Pero la situación nos pone ante dos caminos: Brindar apoyo al Presidente Maduro y ayudarle a ejecutar las acciones necesarias para mejorar la Revolución, o permitir que la derecha llegue al poder y ejecute su plan. ¿Cuál apoyará usted?
____________
* Nota: Este artículo está parcialmente basado en los micros radiales “El Acuerdo Nacional para la Transición, con ‘traducción simultánea” realizado por el Departamento de Producción de la emisora Alba Ciudad 96,3 FM, que le invitamos a escuchar, descargar y reproducir en su emisora de radio alternativa, comunitaria o revolucionaria.

Anuncios

Acerca de juanmartorano

Abogado Revolucionario, comprometido con la Revolución Bolivariana y Socialista y Hugo Chávez.
Esta entrada fue publicada en Oposición y etiquetada . Guarda el enlace permanente.